La nueva sede de Apple está casi lista

Hace uno años se conoció que Apple estaba construyendo una nueva sede para su empresa. El mismo Steve Jobs predijo que sería “el mejor edificio de oficinas del mundo”.

Conocida como la “nave espacial” — por su forma circular — la sede ha levantado tanto interés como cualquiera de los lanzamientos de la empresa.

Relacionado: Irlanda apoya a Apple frente a decisión de la Comisión Europea

Inaccesible por tierra, Matthew Roberts, un aficionado de Apple, ha decidido utilizar su drone para mostrar el estado de la construcción de la sede.

Según Roberts, la recopilación de material para su vídeo normalmente tarda entre tres y cuatro horas. Roberts utiliza un drone DJI Phantom 3 Professional.

La sede de Apple será una construcción circular de 260,000 metros cuadrados compuesta por casi seis kilómetros de cristal fabricado en Alemania. Incluirá 710,000 metros cuadrados de paneles solares y una capacidad para 12,000 trabajadores.

Tendrá una cafetería con asientos para 3,000 personas, un auditorio para 1,000 personas, laboratorios de investigación que ocuparán 28,000 metros cuadrados y su propio generador de energía. Además, empleará energías renovables y de bajo impacto ecológico, como el gas natural.

La sede de Apple fue proyectada por Jobs en 2006. Está situada a una milla al oeste del actual campus en Cupertino, CA. La mayoría del terreno le pertenecía antes a HP, que también estaba en Cupertino antes de mudarse a Palo Alto.

Apple, fiel a su costumbre, no ha querido revelar muchos detalles de su proyecto, sin embargo se estima que la construcción tiene un costo de $5 billones de dólares. Está siendo diseñado por el estudio de Norman Foster.

Se espera que la nueva sede estará terminada a fines de este año. Sin embargo, como podemos ver en el vídeo, aún falta mucho que construir. No hay señales de los miles de árboles y caminos que la empresa dijo que iba a colocar en sus extensos terrenos. Cuando empiezan a aparecer, sabremos que la construcción estará casi hecho.

Mientras tanto, Amazon también sigue con la contrucción de su nueva sede en Seattle.