Opinión: Apple lo volvió a hacer

Como ya es costumbre en el mes de marzo, fuimos testigos del otro Evento Apple y sin duda alguna podemos decir que Apple lo volvió a hacer.

Después de meses de especulaciones de el nuevo iPhone de 4 pulgadas, posiblemente nuevo reloj Apple, una iPad nueva aunque más chica, nuevas computadoras Mac, y más y más especulaciones, hoy todas las dudas fueron disipadas.

Relacionado: #AppleEvent: Apple lanzó la nueva iPad Pro de 9.7 pulgadas

Comencemos diciendo lo que no hubo. No hubo un nuevo reloj, no hubo un AppleTV de 4k, no se presentó ni una sola computadora.

Entonces, ¿por qué decimos que Apple lo volvió a hacer? la respuesta es sencilla, nos dejó decepcionados y queriendo algo más.

Presentaron un iPhone SE que luce exactamente igual que el iPhone 5S, y voy más allá, el tamaño es exactamente igual, simplemente tiene mejores características dentro, similares a las de los iPhones 6S.

También dieron a conocer una nueva iPad Pro de 9.7 pulgadas que al igual que el teléfono SE, se ve muy parecida a lo que ya hay en el mercado, en dicha unidad solo le agregan los accesorios del modelo Pro de 12 pulgadas, lapiz y teclado.

Nuevas correas para los existentes relojes, una nueva función para la Apple TV, una actualización al sistema operativo iOS, algunas apps de salud y eso fue todo.

La presentación duró un poco más de 60 minutos, donde se tocaron otros temas como el medio ambiente y el famoso caso de privacidad y el FBI.

Relacionado: Apple presentó al robot de reciclaje Liam, y pasó el examen de energía renovable

En términos de productos se quedaron demasiado cortos, se puede decir que no presentaron nada nuevo, simplemente reciclaron productos viejos y les cambiaron el motor, pero el cuerpo sigue siendo el mismo.

Lo único que lograron es que los que trabajamos en este medio esperemos con ansias de adolescente el evento de septiembre. Ojalá que para esas fechas exista algo realmente nuevo.

Por el momento nos queda un sabor de boca amargo, no hubo elemento de sorpresa, ni de asombro, ni de tener el deseo de correr a la tienda a comprar productos, nada de eso, solo queda la esperanza de septiembre.