Suecia estrena su primera autopistas eléctrica para camiones

El transporte de mercancías del mundo se mueve a través de camiones. Incluso cuando las mercancías vuelan o se envían en contenedores por todo el mundo, la entrega final de esta cadena de suministro es con camiones.

Y aunque las emisiones de carbono de un camión de carga son mucho mayores que las de cualquier automóvil, camioneta o camión pequeño, hasta ahora nadie ha presentado una solución verde para estos camiones grandes.

Relacionado: La imagen de Tesla ayuda a Nissan a vender sus autos eléctricos

Cuando la matriz de Mercedes-Benz, Daimle, hizo unas declaraciones durante el TecDay sobre la necesidad de hacer eléctricos los automóviles, los camiones ligeros, e incluso los autobuses, indicó que no había un plan para los camiones.

Aunque sería muy fácil decir que “sólo habría que añadir baterías, al igual que con los coches”, la realidad no es tan sencilla. La masa de la batería y el peso a transportar -alrededor de 4,000 a 6,000 libras- entre los vehículos y pasajeros en un automóvil o camión ligero típico no se puede comparar con lo que se necesitaría para mover una remolque de tractor con 80,000 libras de carga cuando se trata de largas distancias.

De manera que la solución para los camiones seguía siendo un reto. Pero Siemens y Scania están probando un sistema eléctrico para resolver al menos parte del problema de las emisiones de carbono de los camiones grandes. La alemana Siemens AG y el fabricante sueco de vehículos pesados Scania AB se han unido para probar la primera autopista eléctrica del mundo en el centro de Suecia, según CleanTech Canadá.

La ruta de prueba, que se extiende durante dos kilómetros (1.2 millas) utiliza un sistema de cable aéreo llamado catenaria que proporciona energía eléctrica. El sistema es similar a los que se pueden ver en algunas ciudades de Estados Unidos para los tranvías o trenes eléctricos. Un dispositivo llamado pantógrafo, montado en el techo del camión, se mueve hacia arriba y hacia abajo para mantener automáticamente una conexión con los cables aéreos.

Siemens diseñó el sistema de cables y Scania adaptó dos camiones diesel híbridos capaces de funcionar con energía eléctrica. El diseño del sistema Siemens / Scandia permite a los camiones cambiar las conexiones y mantener una velocidad de hasta 90 kilómetros por hora (55 millas por hora).

Los sistemas híbridos serán fundamentales durante la transformación de combustibles fósiles a camiones totalmente eléctricos. Suecia se ha comprometido a transformar su sistema de transporte para ejecutar combustible fósil libre de emisiones en el 2030, pero al igual que el resto del mundo depende de los camiones.

“La mayor parte de las mercancías transportadas en Suecia van en este camino, pero sólo una parte limitada de los bienes se puede mover con otros tipos de transporte,” dijo Anders Berndtsson, jefe de estrategia la Administración de Transporte de Suecia. “Es por ello que se debe liberar a los camiones de su dependencia de los combustibles fósiles, de forma que puedan ser de utilidad también en el futuro… Las carreteras eléctricas ofrecen esta posibilidad y son un excelente complemento”.

Siemens también está planeando otra ruta de prueba en California para el 2017.