Smartflower, un panel solar inteligente

Encontrar maneras eficientes de aprovechar los recursos renovables es clave para un futuro verde y Smartflower abre nuevas posibilidades.

Cuando se trata de absorber el sol, puedes mirar el patio trasero de tu vecino. Estamos hablando, por supuesto, de las plantas, de los ingeniosos productos de la naturaleza que comprenden mejor que cualquier cosa la importancia de la energía solar.

Así que, por supuesto, no es de extrañar que la última solución para la energía sostenible llegue en forma de un girasol gigante … o más bien, un panel solar que se parece a un girasol gigante.

Se trata de Smartflower, descrito como “un sistema solar de arranque instantáneo que alimenta su mundo con energía limpia”.

La verdad es que Smartflower no sólo se parece mucho a una flor exuberante, sino que se comporta de esa manera, también.

Es decir, Smartflower hace lo que las flores naturales ya saben hacer: seguir el sol.

Al amanecer, este panel solar de próxima generación se despliega y establece sus “pétalos” en un ángulo de 90 grados con el fin de capturar y producir energía.

A medida que el sol se mueve a través del cielo, Smartflower se ajusta en consecuencia hasta que el sol finalmente se pone, momento en el que el panel se pone a dormir, plegándose de nuevo en sí mismo.

Del mismo modo, si las condiciones ambientales no conducen a la producción de energía (vientos fuertes, lluvia, etcétera.), el panel Smartflower se protegerá y se mantendrá doblado.

La habilidad del Smartflower para seguir la posición del sol se debe a su seguimiento de doble eje basado en GPS. Además, siempre se encuentra en la posición más eficiente. De hecho, produce un 40% más de energía que las energías solares tradicionales.

Asimismo, el panel Smartflower se auto-limpia, es decir, unos cepillos minúsculos hacen su trabajo cada vez que el panel se despliega, limpiando los pétalos y mejorando la eficacia en un 5%.

Según lo previsto, los clientes estadounidenses que quieran un panel Smartflower lo podrán obtener a mediados de abril.

De momento, ya unas 1,000 unidades han encontrado nuevas viviendas en toda Europa, algunas de las cuales son casas individuales, mientras que otras adornan espacios públicos como el Jardín Botánico de Madrid y una cafetería en la Universidad de Ciencias Aplicadas en Austria. Si de todos modos quieres obtener más información sobre el Smartflower puedes consultar lo que quieras aquí.