No sólo de cámaras vive el dron. También ahora se atreven con flashes

Cuando el fotógrafo David Robison se dispuso a rodar al ciclista de Red Bull Matt Jones, quiso hacer algo diferente. Dos años antes, se había sentido intrigado por los grandes drones que formaban parte del equipamiento de Red Bull. Los octocópteros personalizados eran capaces de volar con cámaras de cine y lentes muy por encima de lo esperado. Y entonces, Robison vio en los drones un potencial diferente: literalmente, como un foco que ilumina desde el aire.

Robison tuvo finalmente la ocasión de llevar su idea a la práctica gracias a un flash portátil de gama alta de Elinchrom. El estroboscópico ELB 400 proporciona hasta 424 vatios por segundo de potencia, todo desde un controlador compacto de batería. Es mucho más brillante que el promedio de los flashes de cámaras, a la vez que es más pequeño y más ligero que las típicas luces de estudio.

Relacionado: En Nueva Zelanda ya reparten pizzas con drones

De hecho, cuando se combinaba con un solo cabezal de flash Quadra, todo el paquete es más ligero que las cámaras de cine normalmente transportadas por drones. Ver todo lo que tenía que mover el dron parecía hasta ridículo, pero lo cierto que no tuvo problemas para volar.Robison quería usar el dron por dos razones. En primer lugar, le proporcionaba la oportunidad de usar un flash en circunstancias imposibles de concebir desde tierra.

En segundo lugar, al proporcionar iluminación desde un ángulo alto, Robison fue capaz de captar las escenas de una manera más natural. Las fotos resultantes aún tienen la nitidez y el brillo asociado a las fotografías con flash, pero la naturaleza artificial de la luz no distrae tanto cuando se mezcla con la luz natural del cielo.

Dependiendo del cabezal del flash, los kits ELB 400 van de los $1,840 a más de $2,200. Sin embargo, no nos sorprendería ver amateurs y aficionados imitando la configuración de Robison con flashes y drones mucho más pequeños y más baratos, así que ojo!, y mira siempre hacia lo alto cuando sientas un zumbido. Para más detalles sobre cómo Robison utilizó el ELB 400 desde un dron, clica aquí el blog de Elinchrom.