Amazon ya entrega con drones

Hace más de un año reportamos que Amazon estaba desarrollando un sistema para hacer entregas de pedidos a domicilio por drones.

Llevamos casi un año sin enterarnos de sus avances pero hoy, la empresa basada en Seattle publicó un video con las primeras pruebas del sistema.

Relacionado: Amazon quiere un sistema de estacionamientos para los drones

Este servicio es llamado Prime Air y aún no se sabe cuándo estará disponible en los Estados Unidos.

Las primeras pruebas se desarrollaron en una zona rural de Cambridge, Inglaterra el pasado 7 de diciembre. Los drones que hacen parte de este programa salen de los centros de inventario de forma autónoma y sin ser controlados por nadie.

En el video, podemos ver cómo la entrega fue hecha tan solo 13 minutos después de haber sido pedida. Si te gusta recibir tus pedidos al día siguiente, no nos podemos imaginar lo que debe sentirse obtener lo que compras en tan solo 13 minutos.

El CEO de Amazon, Jeff Bezos hizo un tuit donde anunciaba el logro. Bezos llevaba soñando con la idea desde el 2013 y desde entonces la empresa no ha parado de trabajaren ello.

Quién sabe si algún día, los drones remplazarán las entregas hechas en camiones. Estos no vuelan a más de 400 pies y utilizan un sistema de GPS para ubicar la casa de los usuarios y regresar al centro de abastecimiento. Se espera que el dron no tome más de 30 minutos en llegar a su destino.

Así que si usualmente dejas todo para última hora, Amazon será tu mejor aliado en solucionar tus problemas.

Por ahora, solamente algunos usuarios en Cambridge, Inglaterra pueden utilizar el servicio. Amazon aún está siendo muy cuidadoso en poner a operar estos drones. Por ejemplo, lugares con clima inclemente donde haya mucha nieve, lluvia y hielo podrán no tener acceso a este servicio.

No sabemos tampoco cómo operarían en las grandes ciudades que tienen edificios donde viven decenas de personas.

Relacionado: Amazon construye drones para diferentes climas

Lo que sí es claro, es que los drones tendrán que operar en otro “piso aéreo” con respecto a las aeronaves, con el fin de evitar una catástrofe aérea.