Este dron puede lanzarse, aterrizar y recargarse de forma autónoma

Es algo así como un “jack in the box” del siglo XXI. Se trata de una nueva y valiente solución de un dron todo en un uno dentro de una caja.

Así, la caja se abre para actuar como plataforma de lanzamiento de un dron capaz de llevar a cabo operaciones autónomas antes de regresar a su casa para que sus baterías se intercambien automáticamente.

Relacionado: Un megadron capaz de levantar 500 libras

Este excelente producto es una idea de Airmada, y promete llevar a otro nivel el auténtico significado de los vehículos aéreos no tripulados (UAV).

Ground Station permite aplicaciones de drones comerciales por una parte del coste”, explica a Digital Trends la directora de desarrollo de negocios de Airmada, Jacqueline Khoury.

“Es el último elemento esencial para permitir el uso generalizado de los drones. Esta Ground Station permite aplicaciones autónomas de aviones no tripulados en el espacio comercial. Elimina la necesidad de un operador humano para actuar como el piloto”, añade.

En términos de posibles aplicaciones, Khoury asegura que el nuevo dron de la compañía ofrece el beneficio añadido de operaciones 24/7.

“La principal aplicación de esta tecnología es la vigilancia bajo pedido o demanda de CIP (Protección de Infraestructura Crítica)”, continua Khoury.

“Frente a los riesgos de seguridad de los activos físicos industriales y de la infraestructura, los operadores industriales necesitan mejores datos – conciencia situacional y espacial para tomar mejores decisiones calculadas. Con un dron en espera, la Ground Station ofrece la posibilidad de desplegar automáticamente el vuelo de un dron para tener conciencia de la situación. Se ocupa de las misiones sensibles, así como de las actividades recurrentes que deben abordarse”.

Todo ello podría convertir este dron en una buena herramienta para diferentes campos como la agricultura o la construcción, incluso realizar diversas entregas: básicamente cualquier área se beneficiaría de la ampliación de sus operaciones, al mismo tiempo que se reducirían los costes.

En términos de disponibilidad, Khoury subraya que Airmada está trabajando actualmente con varios grupos que requieren vigilancia de seguridad bajo demanda. Y “preveemos la adopción de nuestras estaciones en varias industrias “, concluye.