La Xbox One S sale a la venta el 2 de agosto por $400 dólares

En la rueda de prensa del E3 de Microsoft el pasado junio, la compañía ya reveló la nueva consola Xbox One S, una versión actualizada, más delgada y capaz de hacer muchas cosas más que los predecesores.

La empresa había anunciado el lanzamiento para agosto, y como lo prometido es deuda, no nos dejarán con lo crespos hechos: el nuevo modelo saldrá a la venta en tan sólo dos semanas.

Relacionado: Microsoft confirma Xbox One S con 4K

“Hoy en día, estamos muy contentos de anunciar que la Xbox One S de 2TB llegará a las tiendas de algunos países el 2 de agosto”, ha subrayado el responsable de marketing de los dispositivos Xbox, Matt Lapsen.

El disco duro de 2 TB es una mejora muy bienvenida dados los límites anteriores de 500 GB y 1 TB con los modelos de la Xbox One. Y un precio de $ 400 dólares significará que esta nueva consola más delgada reemplazará sin muchos problemas al modelo anterior.

Sin embargo, sólo el modelo de 2 TB se lanzará el próximo 2 de agosto, de manera que las consolas Xbox One S de menor capacidad (y un precio menor) no estarán todavía disponibles a partir de esa fecha. Esta es una estrategia similar a la que utilizó Microsoft cuando lanzó la primera Xbox One en 2013.

Relacionado: Microsoft apuesta por la multiplataforma con Xbox Play Anywhere

Además, el único paquete disponible vendrá con un sensor Kinect y costará unos 500 dólares, pero está previsto que se lance paquete más barato varios meses después. Hablando de Kinect, si tenías pensado usar este accesorio con la Xbox One S, tendrás que ponerse en contacto con Microsoft acerca de cómo obtener un adaptador. Si has tenido un pack anterior de la Xbox One y Kinect, podrás recibir un adaptador de forma gratuita. Si no es el caso, te costará $ 40 dólares..

El diseño elegante de la Xbox One S ya nos impresionó en el E3 y su tamaño más pequeño debería ayudar a que encaje mejor en cualquier sistema de entretenimiento, pero con Project Scorpio llegando el próximo año, es posible que quieras aguantar un poco más con tu antigua Xbox One. Pero si todavía no te has subido al tren de la Xbox, esta nueva generación se ve, sin lugar a dudas, como la mejor opción.