Sausage Party es una comedia animada obscena, ridícula e inteligente

Mientras que muchas películas están haciendo todo lo posible para que sus proyectos atraigan a la audiencia más amplia posible, la nueva película animada de Seth Rogen, Sausage Party, se enfoca en un publico muy especifico — uno que le gusta el humor negro.

Dirigida por Greg Tiernan (Thomas & Friends) y Conrad Vernon (Shrek 2), la película nos cuenta sobre la vida de los alimentos, quienes viven felices en los estantes de los supermercados soñando con el gran día en que serán elegidos por un humano quien los llevará a la Tierra Prometida. O al menos eso es lo que ellos creen.

Relacionado: Netflix realizará una nueva version de Perdidos en el Espacio

Porque lo que los espera es una realidad mucho más cruel. Es en este momento que el protagonista de la película, una salchicha llamado Frank interpretado por el mismo Seth Rogen, decide unirse a los demás alimentos para no ser pelados, cocinados y devoradoros por la familia que los compró.

En medio de todos los chistes groseros y sucios que nos trae la historia, Rogen y el equipo de la película también hablan sobre temas complicados como el conflicto entre Israel y Palestina, personificado por un bagel y un pan sin levadura.

La película también encuentra algunas maneras respetables de enfrentarse a los temas como la lucha entre la fe y la ciencia.

Sin embargo, Sausage Party es claramente una película para adultos ya que cuenta con un R rating. La película de Seth Rogen es tan fuerte que causó una polémica cuando su malhablado trailer se proyectó antes de una función de Buscando a Dory, la tierna película animada de Pixar.

Las voces de los protagonistas están a cargo de grandes estrellas de Hollywood como Jonah Hill, Kristen Wiig, Salma Hayek, Edward Norton, James Franco, Michael Cera y Paul Rudd.

Sausage Party se estrena en los cines a partir del 12 de agosto.