NETFLIX ha limitado sus vídeos a AT&T y Verizon antes de lo que pensaba T-Mobile

En noviembre, T-Mobile presentó Binge On, el cual ofrecía vídeos ilimitados en streaming desde ciertos servicios como Netflix y Hulu, todo esto sin afectar el límite de datos contratado por los usuarios. Pero rápidamente estalló la ira de todos.

Algunos afirmaban la nueva característica violaba la neutralidad de la red, y si bien esto debía aún ser discutido con mayor profundidad, los mismos clientes no estaban del todo contentos de que el vídeo fuese limitada a 480p.

Relacionado: T-Mobile suma más canales a Binge On

Desde la introducción de Binge On, el CEO de T-Mobile John Legere, lo defendió con mucha firmeza, llegando la pasada semana al punto de acusar a sus rivales de la ‘limitación’ de Netflix para sus usuarios. Y si bien es cierto que los flujos de datos -de hecho- se ralentizan (se hacen más lentos), no eran proveedores de la competencia los responsables de esto, sino la propia Netflix.

Eran ellos. Y lo habrían estado haciendo desde hace ya mucho tiempo.

Según parece, la compañía ha estado limitando sus flujos de datos hacia AT&T y Verizon durante más de cinco años, según informa el Wall Street Journal. La razón de esto, según un portavoz de Netflix, no habría sido otra que “proteger a nuestros clientes de cargos por exceso cuando se supera el límite de datos [contratados]”. Ahora bien: Netflix no habría estado limitando sus flujos de vídeo de la misma forma a Sprint o T-Mobile, ya que ninguna de ellas cobra por exceso de datos.

Verizon no quizo entrar en polémicas, diciendo que ellos proporcionan transmisiones de vídeo a sus usuarios en la resolución del servicio que ellos han contratado. Pero AT&T no fue tan parca en su respuesta: “Estamos indignados de que Netflix haya estado limitando sus vídeos para los clientes de AT&T sin su conocimiento ni consentimiento”, dijo Jim Cicconi, vicepresidente ejecutivo de asuntos externos y legislativos.

Relacionado: Nuevo website te permite ver Netflix sin restricciones 

En general, Netflix siempre se ha visto como un defensor de la neutralidad en la red, aunque todo esto pone a la compañía en una situación un poco más inestable. Si hubiesen limitado la calidad de vídeos para todas las empresas, no habría ningún problema. Pero haberlo hecho con unos sí, y con otros no, no los deja en muy buen pie, cualquiera que sea la razón.

Los clientes de Binge On de T-Mobile al menos pueden ver los vídeos un poco mejor, ya que tienen al menos la opción de elegir la resolución con ese servicio. Mientras que Netflix permite a los usuarios seleccionar la calidad de sus vídeos en conexiones por cable, no sucede lo mismo con los proveedores de servicios inalámbricos. Al menos, no todavía.

Netflix tiene planeado lanzar en mayo una función de “protector de datos”, la cual permitirá a los usuarios de móviles aumentar o disminuir la calidad de los vídeos que ven, esto en función de la cantidad de datos que deseen gastar. Esto visto como una reacción a la situación acaecida, en lugar de una nueva característica. Pero al menos los clientes pronto serán capaces de tomar la decisión por sí mismos.