La última temporada de House of Cards se grabó en 6K

Olvídate del 4K, esta semana Netflix anunció que la tercera temporada de House of Cards fue grabada en 6K (6144×3160), según dice The Hollywood Reporter. Esto confirma un nuevo estánder para el futuro del streaming, no solo para Netflix, pero sino para toda la industria.

Aunque la resolución 6K nos parece un poco innecesario, especialmente cuando la mayoría de los consumidores no tienen televisores 4K, el anuncio de Netflix puede forzar a la industria a que mejore la producción de contenidos. Al adelantarse a sus competidores, Netflix también estaría asegurando su puesto como líder de servicio de contenidos en streaming.

Mientras tanto, el ejercicio de Netflix no tiene aplicación práctica para los suscriptores del servicio. Es decir, la copia de House of Cards grabada en 6K se queda en formato máster y no será disponible para los suscriptores. Cada episodio de una hora de duración ocupa aproximadamente 5.5TB, lo cual es más del doble necesario para guardar un episodio en 4K. Estas cifras son para las resoluciones en bruto, las cuales no han pasado por un códec que comprime las capítulos y rebaja mucho estas cifras.

Sin embargo, esta copia podría usarse para las siguientes generaciones de televisores, que tal vez podrán mostrar esta resolución. Aunque Netflix ya cuenta con varios programas en 4K, el siguiente reto de la empresa será hacer todos sus contenidos accesibles en esta resolución.