Adios productividad, Con Google ya puedes jugar al Solitario y al gato

¿Estás aburrido? ¿Necesitas algo que te mantenga de vez en cuando ocupado? Sí es así, Google te ofrece ahora una manera muy fácil de jugar al Solitario y a Tres en raya mediante una simple búsqueda tanto desde el ordenador como desde la aplicación de Google.

Así es, no es necesario descargar nada desde la Play Store o la App Store sólo es necesario buscar la palabra “solitario” o “solitaire” así como “tres en raya” o “tic-tac-toe” en Google y ya podrás disfrutar de a ambos juegos directamente. Así de rápido y así de sencillo. No se abrirá una ventana nueva ni tendrás que dirigirte a ningún otro portal.

Relacionado: Google podría lanzar Daydream en unas semanas

“Cuando se busca la palabra clave solitaire en Google, este juego tradicional puede probar hasta dónde llega tu paciencia”, señala Stephen Cognetta de Google en un blog. “Si buscas algo un poco más simple, el juego “tic-tac-toe” es la mejor apuesta. En este juego se puede seleccionar el nivel de dificultad o incluso jugar directamente contra un amigo”, añade.

Captura de pantalla 2016-08-25 a las 16.37.22

Google ha estado proporcionando durante mucho tiempo pequeños pequeños juegos en busca de cierto entretenimiento. Un ejemplo claro de ello han sido algunos Doodles, como el que hizo con motivo de los Juegos Olímpicos celebrados en Río de Janeiro, Brasil.

Pero hay muchas otras cosas que se pueden hacer mediante una búsqueda, como pedirle a Google que “tire o lance una moneda” o preguntarle qué sonido hace un determinado animal.

En este caso, con escribir alguna de las dos palabras clave ya se puede empezar a jugar directamente. Incluso en el caso del solitaire, se puede elegir un nivel de dificultad – fácil o difícil-. Mientras, en el tic-tac-toe lo más importante es prestar mucha atención para no terminar siempre con un empate y poder ganar al contrincante. Estos juegos, sin embargo, no funcionan si no hay conexión, pero si empiezas a jugar y pierdes la conexión sí que podrás seguir jugando. Así que… ¡gracias Google! y ¡adiós productividad!