Se viene un gran eclipse de Sol, justo en un año más

Ten listos tus lentes de sol. Un eclipse solar gigante viene en camino, y está programado para ser el más grande y el mejor nunca antes visto. Conocido como el “Great American Total Solar Eclipse”, la NASA ha confirmado que este espectacular fenómeno natural está justo a un año de distancia.

El 21 de agosto de 2017, “un eclipse total de Sol [será] visible desde el interior de un estrecho pasillo que atravesará los Estados Unidos de América”, ha escrito la agencia espacial. “El umbral de sombra dado por la luna comenzará en el norte del Pacífico, y cruzará los EE.UU. de oeste a este a través de partes de los siguientes estados: Oregon, Idaho, Montana, Wyoming, Nebraska, Kansas, Missouri, Illinois, Kentucky, Tennessee, Carolina del Norte, Georgia y Carolina del Sur”. Y agregan: “La penumbra de la Luna producirá un eclipse parcial visible desde una región mucho más grande, la cual cubrirá la mayor parte de América del Norte”.

Relacionado: Un viaje espacial de un año por la tierra gracias a la cámara Epic de la NASA

En Oregon, donde comenzará el eclipse, los organizadores ya han comenzado a hacer planes para lo que será el Oregon SolarFest, evento definido como “una extraordinaria y alucinante experiencia cósmica”. De hecho, afirman que este eclipse histórico será el primer eclipse “total” y visible exclusivamente en los EE.UU. desde la fundación de la nación, por allá por 1776. Por otra parte, por primera vez en casi un siglo (99 años, para ser exactos), este eclipse será visto en la totalidad del país. Y es que son realmente pocas las ocasiones en las que estos espectáculos son de tan fácil acceso.

El eclipse se deberá a que la luna se interpondrá directamente entre el Sol y la Tierra, causando una gigantesca sombra que cubrirá nuestro planeta. Y si bien esta sombra se mueve muy rápidamente, tendrás alrededor de dos a tres minutos (en el mejor de los casos) para vivir el eclipse antes de que desaparezca.

Si estás en Idaho Falls; en Casper, Wyoming; en Lincoln, Nebraska; en Columbia, Missouri; en Nashville, Tennessee; y en Columbia y Charleston, Carolina del Sur, serás uno de los pocos afortunados que estarán justo bajo la trayectoria del eclipse. Y te lo decimos muy en serio: vale la pena emocionarse, ya que el año que viene presenciarás algo realmente espectacular.