DJI lanza su nuevo drone Phantom 4

El Phantom 4 de DJI ha sido completamente rediseñado desde cero, y es ahora más rápido, más ágil, y aún más fácil de volar.

Los dos características más novedosas introducidas son la prevención de colisiones y el ActiveTrack. En la primera, dos cámaras frontales que se encuentran en el tren de aterrizaje, junto con las cámaras que miran hacia atrás abajo, actúan detector en caso de que un obstáculo se encuentre en su camino, evitando la colisión de forma totalmente autónoma. Y con la segunda, simplemente defines el objeto que deseas seguir, y el ActiveTrack lo seguirá automáticamente.

Relacionado: Drones ahora pueden seguir los senderos del bosque para encontrar excursionistas perdidos

El Phantom 4 también introduce el modo Sport, el cual permite que el drone se incline un total de 45 grados para lograr una velocidad máxima de 45 mph sin ayuda del viento. Es realmente muy divertido de usar, y transforma el Phantom 4 casi en un animal. La asistencia GPS sigue activa en el modo Sport, y no se apaga aunque se incline a 45 grados, previniendo de esta manera posibles colisiones.

El control de colisiones agrega un nuevo elemento: al usar de dos cámaras delante y por debajo, el Phantom 4 puede detectar de forma inteligente cuando se está acercando a un obstáculo y debe detenerse. El control de colisión alerta siempre un posible problema, incluso a una distancia considerable. Este control otorga una gran sensación de seguridad, especialmente en terrenos montañosos.

La autonomía de la batería mejora respecto del Phantom 3 Pro y el Inspire 1, pero sólo en un promedio de 20 minutos, y no los anunciados 28 minutos a los que debía llegar. En cualquier caso, esto podrá variar según se use a favor o contra el viento, o cuanto se acelere el drone. Pero se puede volar -por ejemplo- con toda seguridad cerca de dos millas de distancia, y después volver al punto de partida con potencia de sobra.

Relacionado: ¡Mira esta moto acuática destruir un drone!

Pero lo más espectacular del modelo son las imágenes que consigue en 4K. La lente en el Phantom 4 ha sido rediseñado para ser más agudo en los bordes, reduciendo el efecto de la curvatura, así también como la “aberración cromática”. Las imágenes capturadas por este drone son simplemente increíbles. Todo el campo de visión se abarca en el foco; los colores son exactos, y al revisar las imágenes que captura, parece que uno mismo hubiese estado volando con él. En este punto, supera claramente a todos sus predecesores.

A un precio de $1,399 dólares, el Phantom 4 puede parecer un poco caro, pero se asegura que es un dinero bien gastado. Todos los cambios realizados por DJI han incrementado su calidad, y las nuevas funciones de ActiveTrack, prevención de colisiones y modo Sport, dejan una muy buena impresión. Como se ha dicho, supera claramente a sus predecesores, y mantiene a DJI en el alto sitial en que se encuentran.