El grafeno permite crear ahora pantallas flexibles para ropa

Después de cuatro años de arduo trabajo, un equipo de investigadores en Corea del Sur se ha convertido en el primer grupo en integrar con éxito electrodos hechos de grafeno en paneles de visualización OLED.

Esto marca un gran paso hacia adelante en el uso de grafeno flexible, fuerte y extremadamente delgado en pantallas OLED, posiblemente permitiendo su uso en todo tipo de dispositivos, desde la próxima generación de tecnología portátil hasta ropa inteligente.

Los investigadores reemplazaron con electrodos de grafeno los tradicionales electrodos de óxido de estaño e indio, que están situados dentro del mayor sustrato de panel OLED disponible. Midiendo 370mm por 470mm, tiene sólo cinco nanómetros de grosor. Para tener una mejor idea y hacer una comparación, te señalamos que un cabello mide cerca de 80.000 a 90.000 nanómetros de espesor. Si se combina este minúsculo tamaño con flexibilidad, resistencia a los daños y atributos de alto rendimiento, el significado e importancia se hacen evidentes.

Para que las prendas de vestir sean más inteligentes, necesitamos pantallas que se doblen y se flexionen para adaptarse a nuestros cuerpos, y ahí es donde entran en juego estos suaves y flexibles substratos reforzados con grafeno, encerrados en materiales manejables como el plástico. El siguiente paso del equipo de investigación es tratar de usar un sustrato de plástico en lugar de vidrio, aumentando así aún más la flexibilidad y la dureza de la pantalla.

Según el jefe del equipo de científicos del Instituto de Investigación de Electrónica y Telecomunicaciones de Corea del Sur, que desarrolló los electrodos junto a la empresa de tecnología Hanwha Techwin, su éxito significa que los fabricantes pueden avanzar con la comercialización de paneles OLED basados ​​en grafeno.

El grafeno tiene la reputación de ser un material extraordinario y ha encontrado una variedad de usos en la industria de la tecnología, desde baterías hasta filtros que pueden convertir agua salada en agua potable. Su uso en pantallas ha sido investigado durante varios años, y se han producido varios prototipos. A principios de este año, los primeros electrodos OLED hechos en grafeno fueron creados en Alemania, momento en el que se calculó que veríamos los primeros productos que los incorporan llegar en dos o tres años.

El grafeno se obtiene a partir de una sustancia abundante en la naturaleza, el grafito, el cual se emplea en la fabricación de diversos, como por ejemplo la mina de los lápices. Pero los expertos consideran que la utilidad del grafeno es prácticamente ilimitada. Además, es el material más fuerte que existe, según ha sido confirmado por científicos en la universidad de Columbia en la revista ‘Science‘.