Los árboles del futuro podrían salir de las armas

El medio ambiente puede haber encontrado un nuevo aliado: el Departamento de Defensa de los EEUU.

Aunque, seguramente, no pienses en las armas de fuego como si fueran dispositivos de producción de vida, el Departamento de Defensa cree que pronto eso podría cambiar.

Relacionado: Los drones también ayudan a salvar las secuoyas de California

A finales del año pasado, la agencia gubernamental lanzó una convocatoria de propuestas en busca de balas biodegradables que contengan semillas. Es decir, los árboles del futuro podrían venir de las armas. Increíble, ¿verdad?

Según esta petición, “actualmente el ejército estadounidense fabrica y consume cientos de miles de balas”. Desafortunadamente, la gran mayoría pueden tardar “cientos de años o más” en degradarse, lo que, por supuesto, no es bueno para el medio ambiente. Pueden contaminar los suministros de agua, suponer un peligro para los animales y causar otros problemas al planeta.

Por lo tanto, para hacer frente a ello, el Departamento de Defensa espera “desarrollar municiones de entrenamiento biodegradables cargadas con semillas especializadas para cultivar plantas ecológicamente beneficiosas que eliminen los desechos y los contaminantes de las municiones”.

Además, los avances que se obtengan de esta investigación podrían usarse para la fabricación de otros productos de uso común, incluyendo botellas de agua, contenedores de plástico, y más.

Una investigación llevada a cabo por el Laboratorio de Investigación e Ingeniería de las Regiones Frías del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos que demuestra que las “semillas de bioingeniería pueden ser incrustadas en los compuestos biodegradables y que no germinarán hasta que hayan estado en el suelo durante varios meses”. Por ello, lo que queda por hacer es contratar a una compañía que pueda producir nuevas balas que puedan albergar estas semillas.

Las firmas interesadas tienen hasta el 8 de febrero para presentar sus propuestas, después ya veremos si el Departamento de Defensa será capaz de cumplir con su objetivo de crear balas respetuosas con el medio ambiente. ¡A veces, las asociaciones más improbables derivan en las innovaciones más increíbles!