Ver los JJOO en realidad virtual será posible, pero sólo si tienes el dispositivo correcto

De nuevo, los mejores atletas de todo el mundo demostrarán lo que son capaces de hacer en los Juegos Olímpicos que tendrán lugar este verano en Río de Janeiro, Brasil. Este año, sin embargo, será posible ver los JJOO de un manera diferente.

NBC ha prometido que este año se realizará la difusión de los JJOO en la realidad virtual (85 horas), incluyendo tanto el acto de apertura como el de clausura, así como competiciones de baloncesto masculino, gimnasia rítmica, voleibol, atletismo, buceo, esgrima y boxeo.

Relacionado: Acuerdo entre NBC y Snapchat para transmitir los Juegos Olímpicos

Por supuesto, hay algunos requisitos. Para poder disfrutar de este evento en VR (Virtual Reality) será necesario tener un teléfono Samsung y unas gafas Samsung Gear VR. Además de necesitar estos dispositivos de la firma surcoreana, también será necesaria una suscripción a televisiones de pago Las transmisiones de la NBC podrán también ser vistas online.

No obstante, el contenido VR no será en vivo. Se podrá experimentar la ceremonia de apertura en realidad virtual el próximo 6 de agosto, un día después del acto inaugural, y el resto de transmisiones continuarán hasta el 22 de agosto, un después de la ceremonia.

NBC conseguirá las imágenes de Olympic Broadcasting Services, que ya anunció a principios de este año que estaría filmando algunos eventos en VR e incluso en 8K.

Sin duda, será interesante ver con qué calidad se capturan los eventos deportivos en realidad virtual y cuál es la experiencia final. ¿Se podrá realmente sentir que estamos en la arena durante la ceremonia de apertura? ¿O incluso que estamos corriendo al lado de Usain Bolt?

Asimismo, se rumorea que Samsung podría lanzar una edición especial de su Galaxy S7 Edge para los JJOO, que se podría vender junto con las Gear VR y disfrutar así, todavía más, de esta cita deportiva.

Aunque el dispositivo Gear VR no es la opción más accesible en cuanto a realidad virtual se refiere –las Google Cardboard son la opción más económica-, es uno de los más accesibles y ha sido muy elegido por varios creadores de contenidos, frente a otros dispositivos como el Oculus Rift o el HTC Vive.