El Snow BikeCross causa furor en los X Games de Aspen

El pasado fin de semana en Colorado, los mejores atletas de la acción se dieron cita para competir en una serie de eventos de “alto vuelo” en el X Games Aspen 2017. Pero en medio de las competiciones habituales de esquí y snowboard, una nueva modalidad acaparó buena parte de la atención de los deportistas y espectadores.

Llamado Snow BikeCross, es a partes iguales una Dirt Bike y una motonieve, con la maniobrabilidad de una y de la energía de la otra. Debe su popularidad a una empresa con base en Idaho llamada Timbersled, la cual vende unos kits de conversión que transforman una típica moto de motocross en una máquina construida para su uso en la nieve.

Relacionado: GoPro LiveVR te muestra en 360º una carrera de motocicletas

Ese kit reemplaza el neumático delantero de la moto por un esquí, y el neumático trasero por otro sistema no muy distinto al que encontrarías en una motonieve. El resultado es una máquina rápida, salvaje y —quizá lo más importante— sorprendentemente maniobrable.

Aunque estas cross de nieve han existido desde hace algunos años, hicieron su debut en los X Games recién hace unos días. El evento de Snow BikeCross incluyó a 15 motoristas diferentes, la mayoría de los cuales utilizaron sus Timbersleds para competir, aunque ya hay otras compañías que se han subido al carro de este naciente mercado. Por ejemplo, MotoTrax, la cual también ofrece kits de conversión, similares en precio y rendimiento a los modelos de Timbersled.

La carrera exigía que los competidores recorrer un trayecto estrecho y sinuoso, diseñado especialmente para probar sus habilidades. Por supuesto, más de uno acabó enterrado en la nieve, mientras otros luchaban duro para mantener la velocidad y el equilibrio en las numerosas y cerradas curvas.

Aprender a montar una de estas cross de nieve no toma mucho tiempo. Son esencialmente eso: cross, y el acelerador, los frenos y los engranajes funcionan idénticamente. Dependiendo del modelo, incluso se puede añadir un arranque eléctrico, haciendo la transición más suave.

Varios asistentes a los X Games de Aspen se preguntaban dónde podían conseguir la suya, a la vez que la mayoría auguraba un exitoso futuro a este nuevo deporte. Puede que hasta ahora no lo conocieras, pero apostamos a que de aquí a unos pocos años contará con legiones de seguidores.