Skelmet crea unas gafas de sol 3D perfectas para ti

Para algunas cosas, una talla única no tiene mucho sentido. Por ello, Skelmet apuesta por unas gafas de sol personalizadas. No hay nada peor que probarte ese par de gafas de sol tan cool y ver que no te quedan bien.

Relacionado: Snapchat abre una tienda para sus gafas en Nueva York

En última instancia, puedes empezar a probarte varios pares hasta que encuentres unas gafas que te queden bastante bien, si estás de suerte. Pero, si vas a usar las gafas durante varias horas al día, ¿por qué vas a conformarte con algo que simplemente esté bien?

Skelmet considera que conseguir el par de gafas de sol no debería de resultar tan difícil. De manera que para asegurarse de que tus gafas de sol deportivas sean realmente cómodas, proporciona unas gafas de sol 3D completamente impresas. Las innovadoras gafas de sol Falcon 1 se ajustan a tu cabeza perfectamente gracias a un software y a una impresora tridimensional. “Incluye a todas y cada una de las personas, ya que no hay tamaños”, explica Rain Wang de Skelmet a Digital Trends. “Como sea tu cabeza, así es como va a ser el producto”, añade.

Para obtener ese tamaño personalizado perfecto, Skelmet utiliza un proceso que llama tecnología de ajuste 3D, donde un análisis 3D analiza 86 puntos clave en la cabeza de una persona. Esto se puede hacer usando la app de Skelmet, pero los resultados podrían variar. “Todavía estamos considerando si debemos dejar que las personas se escaneen”, continua Wang. Para una mejor calidad, Skelmet se está asociando con algunas tiendas. Así, los ciclistas podrán ir a una tienda de bicicletas, los excursionistas podrán ir a una tienda especializada, etc.

“Hicimos una encuesta con más de 500 personas, incluyendo ciclistas y motociclistas”, señala Wang. “Más del 75% prefería ir a algún lugar cercano o que alguien fuera a su casa. De esta manera, no tienen que preocuparse de que los escaneos no sean lo suficientemente buenos”, añade. Una vez que el escáner está listo, una impresora EOS P110 3D utiliza polvo de plástico de nylon para hacer las estructuras o los marcos. Un láser fusiona el material y se forman un par de gafas de sol personalizadas. Este material ligero y flexible permite que estas gafas de sol pesen sólo 17 gramos. Las Falcon 1 son un 30% más ligeras que las gafas Oakley Flak Jacket.

Pero las mejores estructuras o monturas del mundo no significan nada sin unas lentes de calidad. Por esta razón, Skelmet se ha asociado con Essilor, el proveedor de lentes más grande del mundo. La gente podrá escoger las que quiera y serán también intercambiables. Las hay polarizadas, teñidas, reflejadas, visión única, progresivas o de transición.

Al principio, sólo habrá un diseño base para elegir, pero teniendo en cuenta la necesidad de cada usuario, nunca habrá dos pares iguales. Para los corredores, las gafas tendrán un agujero más grande de ventilación para que el aire circule, mientras que los ciclistas conseguirán un par más centrado en la aerodinámica. Más adelante, se esperan más diseños. “Con Indiegogo, solo planeamos implementar un diseño, pero internamente tenemos cerca de tres diseños pensados”, dice Wang.

Skelmet comenzó como una compañía de cascos, pero “un casco impreso en 3D costaría más de mil dólares”, pero “podemos hacer gafas de sol a un precio similar a un par de Oakleys, aunque a medida”.  Actualmente, las gafas Skelmet Falcon 1 se pueden pre-reservar en Indiegogo por $ 230 dólares, pero una vez que las gafas estén disponibles al por menor, el precio se espera que comience en los $ 350 dólares.