Se realizarán pruebas de dopaje al azar antes de las competencias de deportes electrónicos

Las pruebas de drogas llegan al deporte electrónico. Así lo dijo el pasado viernes la Liga de Deportes Electrónicos (Electronic Sports Leage), la mayor liga profesional de los videojuegos del mundo.
Los torneos de videojuegos son cada vez más competitivo, con premios millonarios, y para evitar que los jugadores usen tácticas ilegales, se realizarán exámenes de dopaje al azar antes de cada competición.
“El ESL se compromete a garantizar la integridad de nuestras competiciones y deportes electrónicos en su conjunto”, dijo la organización en un comunicado. “Con esto en mente, estamos dando los primeros pasos para establecer directrices y normas sobre el uso de drogas para mejorar el rendimiento”.
“La creciente visibilidad y popularidad de los deportes electrónicos, así como el aumento de bolsas de premios, hacen que no sólo es más tentador para los equipos y jugadores de romper las reglas, pero también más perjudicial para nuestro deporte en su conjunto, cuando lo hacen,”
El ESL se ha asociado con la Agencia Nacional Antidopaje de Alemania para la creación de una política de lucha contra el dopaje “justa, viable y concluyente de que respeta la privacidad de los jugadores.” La organización también consultará a la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés).
El anuncio se produjo después de que el jugador de videojuegos competitivos Kory Friesen, confesó en un vídeo de YouTube que durante el torneo de ESL en marzo pasado y donde los jugadores compitieron por 250.000 dólares en premios, que él y su equipo utilizaron el medicamento Adderall para aumentar la capacidad de concentración y la memoria.
Aunque los lineamientos de la nueva política no está del todo lista, ESL, dijo que tomará medidas inmediatas para garantizar la equidad de las competiciones y que el próximo torneo a realizarse en agosto en Colonia, Alemania, será el primero en realizar pruebas de dopaje en los jugadores.
“Los cambios en las reglas de las competiciones, incluyendo la lista de sustancias prohibidas, métodos de prueba y medidas disciplinarias contra jugadores capturados serán reportados por los propietarios y gerentes de los equipos”, dice ESL.
Anteriormente, la Electronic Sports Leage junto con otras organizaciones de deportes electrónicos habían prohibido el uso de drogas, alcohol y otros potenciadores del rendimiento, pero no se realizaban pruebas de dopaje.