Se venden más TVs en la semana del Super Bowl que en el Viernes Negro

Si piensas que el Viernes Negro es la época en la que más televisores se venden, estás equivocado. Según la encuesta anual de compradores de TV del sitio FatWallet.com, este año, más personas comprarán TVs durante la semana previa al Súper Bowl que durante el Viernes Negro del año pasado.

Este mes, FanWallet.com le solicitó a la compañía global de investigación de mercado TNS que condujera una encuesta sobre los hábitos de gastos. En ella participaron 1,000 adultos. De las personas que respondieron que planean comprar una TV este año, el 26% indicó que planea hacerlo durante la semana previa al Super Bowl. Solo el 18% de los encuestados respondió que la compra la hará durante el Viernes Negro.

Relacionado: ¿Los cortes de fibra óptica en San Francisco relacionados con el Súper Bowl?

Más que un dato sobre cuándo los usuarios planean comprar cosas, la encuesta es un buen indicador de las tendencias del mercado.

De acuerdo a la encuesta, el 84% de los encuestados respondió que querían una TV de entre 40 y 70 pulgadas. La gente claramente prefiere pantallas grandes. Y con los precios cada vez más accesibles, ¿por qué no darse el gusto?

Además, más de la mitad de las personas que respondieron las encuestas dijeron que planean gastar más de $500 dólares en sus TVs, y casi la mitad indicó que estará adquiriendo TVs 4K Ultra HD —que el Super Bowl vaya a ser transmitido apenas en HD, no significa que no se pueda planear para el futuro. Y con las muchas opciones que hoy hay de TVs 4K Ultra HD disponibles por debajo de $1,000 dólares, no es un mal momento para hacer la compra.

El éxito de ventas de TVs debido al Súper Bowl es una realidad evidente en los últimos años. El año pasado, por ejemplo, una asociación de productos electrónicos reveló que el 22% de los americanos con TV HD compró su televisor específicamente para ver el partido más importante del año de la NFL. Los precios de las TVs también tienden a bajar entre cinco y diez por ciento en la semana previa al Súper Bowl, en comparación con los precios de los tres meses anteriores —incluyendo el Viernes Negro— según Ben Arnold, analista de la industria para el Grupo NPD.

Nada explica mejor la correlación del Súper Bowl con las ventas de TVs que su audiencia televisiva. Más de 105 millones de televidentes ven el gran evento desde el año 2010, y en los últimos 2 años la audiencia llegó a ser de 110 millones. Los únicos otros programas que se transmiten por televisión que se acercan al número de televidentes del Súper Bowl son otros partidos menos importantes de la NFL.

Cuando un deporte pone regularmente frente a las pantallas de TV más gente que las poblaciones combinadas de Austria, Suiza, Holanda, Bélgica, Bulgaria, Hungría, Portugal, República Checa y Grecia, no hay Viernes Negro que le haga competencia.