Los lentes Nike Wing son tan aerodinámicos como caros

Los lentes de precisión suelen ser caros, pero el último dispositivo ocular que ha lanzado Nike simplemente ha redefinido los límites de lo que es caro.

Con un precio de $ 1,200 dólares, los lentes Nike Wing son los que llevarán algunos selectos atletas que participan estos días en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (Brasil).

Relacionado: Nike presenta los tenis de Volver al Futuro

Los lentes Nike Wing utilizan un diseño de un solo cuerpo donde el objetivo se extiende a través del marco. Nike ha explicado que la mezcla de nylon que se utiliza tradicionalmente para este tipo de lentes no funcionaría con este diseño, por lo que tuvo que decantarse por el vidrio, que es ópticamente superior al plástico. Nike se dio cuenta de que contaba con una limitada experiencia en este sentido y contactó con la empresa VSP Global y la firma especialista en óptica, Zeiss, en busca de ayuda.

A través de la creación rápida de prototipos en 3D y algunas pruebas durante 20 meses, este trío logró desarrollar un cristal curvado de un solo cuerpo con cortes fractales que mejoran el flujo aerodinámico, y una barra ventilada en la línea de las cejas que permite el paso de aire. Los diseñadores estaban tan obsesionados con que fueran unos lentes súper-aerodinámicos que simplificaron la correa porque el material podía causar turbulencias en la parte posterior de la cabeza, según Wired.

La correa, que viene en dos tamaños, cruza la parte posterior de la cabeza del usuario para mantener las gafas en su lugar, mientras que una pieza de silicona en la parte de la nariz se convierte en el único punto de contacto. Uno de los objetivos de Nike con sus lentes Wing es que los atletas se olviden de que los están usando. La reducción de los puntos de contacto era muy importante y el peso también. Por ello, los lentes Nike Wing apenas pesan 26 gramos.

Además, cuentan con Nike Speed Tint que reduce el brillo y permite la entrada de más luz roja (y por lo tanto el filtrado de la luz azul), algo que, según la compañía, “tiene un efecto calmante en el cuerpo”. Lo malo es que puede hacer mucho daño a la cartera.