Ya era hora: El fútbol probará el uso de vídeos para revisiones

Tomando en cuenta el número de años que tardó el fútbol en siquiera “considerar la idea” de la tecnología de línea de gol, y sumados a los años que tardó en adoptarla definitivamente, puede que a muchos les parezca que este deporte va un poco ‘atrasado’ para los tiempos que corren.

Así es que ojo con esto: la FIFA, el organismo rector del deporte, dijo este jueves que está buscando expandir el uso de tecnología en el juego mediante la introducción de un sistema en el cual los asistentes arbitrales puedan acceder a repeticiones de vídeos, algo que ha sido utilizado en los deportes más importantes de los Estados Unidos desde hace ya años.

Relacionado: Tecnología de línea de gol será usada en próxima Copa América Centenario 2016

Las pruebas del nuevo sistema de Vídeo Árbitro Asistente (VAR), podrían servir para ayudar a los jueces en las decisiones difíciles, y se espera que comience a funcionar a principios del próximo año en la Major League Soccer (MLS), una de las elegidos para la prueba de la tecnología. La Bundesliga de Alemania, la Hyundai A-League de Australia, y varios otros torneos de fútbol en Brasil, estarán también involucrados.

“La Major League Soccer ha sido un fuerte defensor de la utilización de la tecnología en el fútbol, y estamos muy contentos de estar entre las primeras ligas del mundo en participar en el proyecto VAR”, aseguró Don Garber, Comisionado de la MLS. Añadió que había llegado ya el momento “de [implementar] un mecanismo que ayude a los árbitros evitar decisiones incorrectas, las que claramente pueden determinar [después] el juego”.

Al igual que en los deportes americanos, el sistema ofrece a un asistente (ubicado en una sala especial) la posibilidad de ver las repeticiones de vídeo de alguna acción determinada y desde múltiples ángulos. Cuando se le solicite, podrá revisar rápidamente la jugada, y comunicarse con los asistentes que estén sobre el terreno, ayudándolos así en la toma de determinadas decisiones que suelen gravitar mucho en el desarrollo posterior del juego, tales como faltas sin balón, las expulsiones, los penaltys, y algunas otras más.

Parece ser que mucha de aquella resistencia que fútbol mostraba hacia la tecnología provenía del ex presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien dejó su cargo el pasado año en medio de un grave escándalo de corrupción, el cual lo involucraba tanto a él como a varios otros funcionarios de la organización.

Blatter, que tuvo en lo más alto del fútbol durante 17 años, siempre había sostenido que el deporte debía mantener su “rostro humano”, rechazando casi por definición las nuevas tecnologías, y afirmando incluso que el debate de los aficionados en torno a las decisiones polémicas habían hecho de este juego algo incluso más emocionante.

Pero en 2010 tuvo un cambio, después de ser testigo de un incidente en la Copa del Mundo en Sudáfrica, cuando el equipo de Inglaterra marcó en un recordado partido contra Alemania. En aquella ocasión, el árbitro consideró que el balón no habían entrado, en circunstancias que millones de personas en sus casas veían, una y otra vez, como la pelota sí había traspasado la línea de meta.

Relacionado: Apps de la Copa América Centenario, disponibles ya

Con tanto dinero en el juego, con tantos jugadores y directivos cuyas carreras dependen muchas veces de los resultados, y —por lo mismo— de las decisiones acertadas o no de algunos árbitros, la única gran sorpresa es que la FIFA haya tardado tanto tiempo en comenzar a adoptar estas nuevas tecnologías.