El SSD del nuevo MacBook Pro se puede cambiar

Apenas han pasado cuatro días desde que Apple anunció sus nuevos MacBook Pros y ya algunos medios han realizado el primer teardown del nuevo portátil.

Según informa OWC, el MacBook Pro de 13 pulgadas sin Touch Bar cuenta con un SSD que el usuario podrá cambiar por otra de mayor capacidad.

Relacionado: Apple anuncia la muerte del MacBook Air

Aunque los modelos anteriores también permitían reemplazar al SSD, el MacBook de 12 pulgadas lo tiene soldado, por lo que no se sabía si se podría cambiar o no el SSD del nuevo MacBook Pro, debido a su pequeño tamaño.

Eso si, OWC informa que no es fácil acceder al SSD porque hay que desmontar el ventilador, ya que el SSD se encuentra detrás de él.

Apple también ha decidido que la máxima cantidad de RAM que cada MacBook Pro puede acomodar es solo de 16GB, la misma cantidad que el modelo de 2010. Esto ha causado una polémica entre los fanáticos de Apple, ya que 16GB es muy poco para una computadora del año 2016.

Por otra parte, OWC también ha revelado que el MacBook Pro se enciende automáticamente cada vez que se abre. Además, informan que Apple ha eliminado el clásico sonido de inicio del Mac.

El “startup chime” de Apple era entre los más famosos y se utilizaba para indicar que todos los procesos de arranque estaban correctos. El tono era tan conocido que en la película de animación de Pixar Wall-E, el robot protagonista también lanzaba el sonido cuando se cargaba su batería.

Ahora, los de Cupertino han decido que no suene absolutamente nada al iniciar el nuevo MacBook Pro. Aunque no se sabe porque Apple ha eliminado su clásico sonido, ya eran varios usuarios que se molestaban por el sonido.

De ahora en adelante, el startup chime solo se escuchará al encontrar algún fallo en el sistema operativo.

En las próximas semanas, OWC espera desmontar a los MacBook Pros de 13 y 5 pulgadas con Touch Bar para ver si los SSDs des estos modelos también son reemplazable.