Científicos desarrollan batería de aluminio que carga un teléfono móvil en un minuto

Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford en San Francisco (California) y encabezado por el profesor de Química Hongiee Dai,  han desarrollado una batería de aluminio  de alto rendimiento y durabilidad,  capaz de cargar un teléfono móvil en un minuto.

El proyecto, cuyos detalles fueron  publicados esta semana en la revista científica “Nature”, se encuentra en una  fase experimental pero los investigadores destacan que esta batería de aluminio podría terminar siendo una alternativa comercial tanto  a las baterías de iones de Litio,  usadas corrientemente en dispositivos portátiles y teléfonos móviles, como a las  pilas alcalinas.

El aluminio ha sido un material preferido y  con el que más se ha experimentado debido a su bajo costo, bajas posibilidades de inflamabilidad y principalmente su  alta capacidad de almacenamiento de la carga. Por décadas los investigadores de todo el mundo, han intentado sin éxito  desarrollar una batería comercialmente viable de  aluminio-ion de Litio, pero se encontraron frente al fracaso de que la combinación era incapaz  de producir suficiente voltaje durante los ciclos de carga y descarga de la batería.

La batería propuesta por el equipo universitario, tiene dos electrodos: un ánodo de aluminio con carga negativa y un cátodo hecho de grafito cargado de energía positiva, ambos  dispuestos en una envoltura o bolsa flexible que contiene un  líquido electrolítico compuesto de una sal que se liquidifica a temperatura ambiente.

“La gente ha tratado diferentes tipos de materiales para el cátodo”, dijo Dai. “Accidentalmente descubrimos que una solución sencilla es utilizar el grafito, que es básicamente de carbono y hemos identificado algunos tipos  de grafito que nos dan un rendimiento excelente”.

“En nuestro estudio, tenemos videos que demuestran que se puede perforar a través de la bolsa  y la batería de aluminio continuará trabajando por un tiempo largo “, dijo Dai.

“Las baterías de ion de Litio  son un peligro, pueden  prenderse fuego  o apagarse de manera impredecible. Hemos logrado grandes avances con la batería de aluminio,  que  es capaz de cargar un teléfono móvil en un minuto, mantiene su capacidad durante 7.500 ciclos de carga (frente a los mil de una batería de ión de Litio estándar) y que se puede doblar para ser utilizada en dispositivos flexibles”, terminó diciendo el profesor Dai.