Baterías más delgadas y seguras gracias al Kevlar

Una queja recurrente de los usuarios de  computadoras, teléfonos, tabletas  o de cualquier dispositivo electrónico portátil, es que sus  baterías duran poco.

Desde mediados de los 90 las baterías de Iones de Litio han dominado el mercado, pero si bien han reducido de tamaño y aumentado la capacidad de carga para adaptarse a modelos más delgados y livianos, raramente resultan suficientes para una  jornada.

Según el  Profesor Nicholas Kotov y su colaborador  el estudiante de postgrado Siu On Tung, investigadores de la Universidad de Michigan, la solución podría encontrarse en el uso de un  blindaje de Kevlar,  que permite reducir el tamaño de las baterías, incrementar considerablemente la carga eléctrica y con  la ventaja  de evitar su recalentamiento y la posibilidad de una explosión.

Kevlar  es el mismo material liviano y resistente  usado  en los chalecos antibalas y  mantiene sus propiedades expuesto temperaturas de hasta  780F o 420 grados Celsius. Utilizado como una delgada mebrana entre los electrodos de las baterías de Ion Litio,  evita que entren  contacto entre sí  impidiendo el  sobrecalentamiento o cortocircuito.

El sistema de blindaje y aislamiento interno ya ha sido patentado y Elgus Technologies de Detroit (Michigan), serán los primeros en proveer a la  industria aeronáutica de  baterías  que no provoquen incendios como los sucedidos en los Boeing 787 y otro tipo de aviones.

Dan VanderLey, director general y cofundador de la compañía, reveló  que hay varios fabricantes de teléfonos y tabletas muy interesados en el producto  ya desean crear dispositivos cada vez más pequeños, pero las baterías sigue siendo el gran impedimento.