Apple explica porque eliminó el lector de tarjetas SD en el nuevo MacBook Pro

Después de muchos rumores y filtraciones, Apple por fin ha anunciado su nuevo MacBook Pro. El esperado portátil ha traído varios cambios, entre ellos la introducción de Touch ID — la pantalla OLED auxiliar.

Sin embargo, otros cambios han dado de qué hablar en estos días. Por ejemplo, varios usuarios se han quejado que Apple ha eliminado el lector de tarjetas SD, los dos puertos USB tipo A y el puerto HDMI.

Relacionado: Apple anuncia la muerte del MacBook Air

Por fortuna, el diario inglés The Independent tuvo la oportunidad de realizar una entrevista con Phil Schiller, el vicepresidente de Apple, quien justificó la razón por la que Apple decidió hacer tantos cambios radicales.

“Eliminamos el lector por un par de motivos”, dijo Schiller. “Primero, era una ranura un poco incómoda, ya que las tarjetas quedaban sobresaliendo a la mitad”.

“Además, hay lectores de tarjetas USB que son bastante estéticos y rápidos, que también cuentan con ranura para leer tarjetas CompactFlash. Aparte, más y más cámaras están comenzando a integrar funciones de transferencia inalámbrica en sus cámaras. Así que creemos que hay un camino adelante donde se puede utilizar un adaptador físico si así se desea, o hacer las transferencias inalámbricas”.

O sea que Apple quiere que compres un adaptador o accesorios adicional, así como los usuarios del iPhone 7 tendrán que comprar un adaptador sin quieren utilizar sus audífonos con el dispositivo, el cual ya no incluye el jack de 3.5 milímetros.

Sin embargo, Schiller explica que el MacBook Pro aún incluye un jack de 3.5 mm porque varios usuarios tienen configuraciones con equipos de audio profesional que no tienen soluciones inalámbricas y necesitan el conector de 3.5 mm.

Por otra parte, Schiller también afirmó que Apple no tiene planes de combinar macOS con iOS y que ambos sistemas operativos siempre serán diferentes. En cuanto a Siri, el asistente digital, Schiller explica que quieren crear un Mac que siempre estará en el modo de espera para que así los usuarios podrán comunicarse con Siri desde cualquier cuarto sin tener que tocar un botón en el teclado.

Finalmente, Schiller dice que jamas ha visto un nuevo producto de Apple que no tuviera crítica y que el debate es natural.

“Tomamos un riesgo atrevido. Nuestros clientes son tan apasionados que es increíble”.