$400,000 dólares te pueden comprar un teatro IMAX en tu casa

¿Tienes fascinación por tener una pantalla gigante en el cine privado de tu casa? ¿Te gustan las experiencias de cine envolvente tipo IMAX? Si es así, lo puedes tener, lo único que necesitarás es un mínimo de $ 400,000 dólares.

La propuesta de IMAX para el hogar se presenta en varios sabores. La opción de nivel de entrada, conocido como el ‘Palacio’, viene con hasta 18 asientos, dos proyectores de 4K con capacidad para 2D y 3D. Tiene un sistema de sonido IMAX patentado y también un sistema de reproducción de medios compatible con la televisión, juegos electrónicos, Blu-ray, y más.

Relacionado: IMAX llevará a los cines una nueva experiencia de realidad virtual

En cuanto al tamaño de la pantalla en sí, dependerá de la instalación que elijas y el espacio que tengas. Pero las escalas superan lo real. Podrías estar viendo personajes de al menos 10 pies de altura.

Si tus bolsillos son más profundos y por ahí tienes $ 1 millón de dólares a disposición, puedes tener una experiencia aún más lujosa, en nivel ‘Platino’. En Platino, la sala de proyección se puede convertir en un mini-cine, con capacidad de albergar hasta 40 personas.

Tanto Platino como Palacio cuentan con auto-calibración automática diaria para asegurarse de que siempre tengas la mejor imagen posible y la configuración de audio óptima. También cuenta con un control remoto de 24/7. El diseño y estilo son, por supuesto, lo propio de un teatro cinematográfico.

Pero si el poder ver películas en un entorno más grande que la vida no te es suficiente, lo que sigue podría ser el factor decisivo para tu encargo. Además de del teatro privado, también puedes obtener una caja separada por alrededor de $10,000 dólares que te permitirá ver nuevas películas al mismo tiempo que son lanzadas en los cines reales. Así podrías organizar tus propias ‘premier’ privadas.

Por supuesto, tendrás que desembolsar otros tantos dólares, como cuota de alquiler por cada protección de estrenos – el precio de la cual aún no se ha revelado. Pero si ya estás comprometido en invertir cientos de miles (si no millones) en el IMAX, probablemente haya algún dinero de sobra.

“Esta es la combinación perfecta para satisfacer una gran cantidad de tendencias que estamos viendo en el consumo de entretenimiento y de nuestra tecnología”, dijo Robert Lister, director de desarrollo de negocios de IMAX, en una entrevista. “La gente exige ver contenidos cuando lo quieren, donde lo quieren, y cómo lo quieren.” Y al parecer, lo quieren lo suficiente para pagar un montón de dinero por ello.

Las dos primeras salas de proyección IMAX privada estarán instaladas en China. Hay otras tres planeadas en los EE.UU. De acuerdo a un informe de Bloomberg, IMAX ampliará la oferta de teatro residencial en Europa en algún momento, pero por ahora IMAX dice que se venderá en particular en Asia. El asunto en Europa y en los Estados Unidos es que en general, los derechos exclusivos sobre nuevos lanzamientos hacen más difícil la venta de este tipo de propuestas para cines residenciales.