Un nuevo traductor portátil ideal para vacaciones en el extranjero

Quien ha viajado a países donde se habla otra lengua, sabe que las barreras de comunicación son reales. Expresar los más simples mensajes puede llegar a ser una empresa cansadora y frustrante. A veces la solución más fácil es, directamente, no hablar con la gente local para evitar momentos incómodos, pero ¿no es uno de los objetivos principales del viaje conocer otra cultura, a otras personas?

La empresa Japonesa Logbar ofrece otra solución. En el CES 2016 que se está llevando a cabo actualmente en Las Vegas presentó a ili, un traductor portátil. La idea no es del todo original, ya que existen alternativas como, por ejemplo, Google Translator. Pero el desafío sigue siendo crear buenos traductores informáticos, traductores que logren transmitir el mensaje deseado. No es una tarea fácil. Muchas herramientas en la actualidad solo logran hacer traducciones literales básicas que en muchas ocasiones no tienen ningún sentido. Pero, al parecer, Logbar ha dado un paso adelante con su nuevo producto.

Relacionado: Samsung revelará tres proyectos secretos durante CES 2016

Por el momento ili solo soporta tres idiomas: inglés, chino y japonés. Sin embargo, la empresa ya anunció que la segunda generación de los traductores portátiles ofrecerá también francés, thai y coreano. Y la tercera generación tendrá disponible al español (¡!), al italiano y al arábigo. Logbar no ha informado las fechas de estos nuevos lanzamientos, pero se puede asumir que será pronto.

Con este producto, el startup japonés apunta al mercado de turistas que no conocen la lengua del país al que viajan. El video de promoción (ver abajo) es un divertido ejemplo de cómo este nuevo traductor puede generar memorias imborrables en viajes a tierras foráneas y lejanas, gracias a la interacción con las personas locales. En el video, un gentleman inglés en las calles de Japón intenta besar a chicas japonesas desconociendo completamente el idioma. Sin embargo, gracias a ili, puede comunicarse bien y logra su objetivo.

Ili es relativamente fácil de usar, funciona como un walkie-talkie, presionas un botón, acercas tu boca al micrófono y dices en tu idioma lo que quieras traducir. Luego, sueltas el botón y una voz un poco computarizada dice tu mensaje en otro idioma. Simple y efectivo. Aunque si desconoces completamente la otra lengua, es difícil saber cuan fiel será la traducción.

Ili podría costar alrededor de $200 dólares —aunque no hay nada definido por el momento— y viene con una batería de un día de duración. La empresa no está haciendo demostraciones en la exposición CES 2016, por lo que es difícil saber la calidad del producto. De todos modos, si ili funciona como la empresa promete, será algo que sin duda valdrá la pena tener en el bolso de viajes.