Los 5 drones del CES que darán que hablar en el 2016

Una de las tendencias tecnológicas que ha ganado momentum en los últimos años concierne a la industria de las aeronaves no tripuladas —mejor conocidas como drones. En el CES 2015 los avances de la industria dejaron mucho que desear, este año fue diferente. El show de los drones fue de lo mejor de la exposición. Junto a las compañías ya establecidas como DJI, Parrot y Yuneec, nos encontramos con un grupo de pequeñas empresas intentando aprovechar la popularidad creciente de la industria. Algunas ofrecían productos casi idénticos a los de las tres grandes, pero otras presentaron nuevos y mejorados enfoques de la tecnología.

Para darte una mejor idea de lo que puedes esperar del mundo de los drones en los próximos años, en el CES 2016, tomamos nota de todo lo que mostraron las compañías menos conocidas. Creemos que por ahí viene el futuro. Debajo, compilamos una lista con las compañías de quadcopteros que más posibilidades tienen de tener éxito en el 2016.

Relacionado: Hexo+, el drone que vuela solo

Hexo

El startup francés presentó su drone completamente autónomo, llamado Hexo+. A diferencia de todos los drones que se obtienen en el mercado, no tiene un controlador remoto tradicional. Se controla desde una aplicación para smartphones presionando opciones de movimientos predeterminados, como por ejemplo: “hacer giro 360 lejos”. El concepto es novedoso, pero es una apuesta. Quitarle al drone una de sus características más divertidas, la de poder pilotearlo, es una jugada riesgosa.

Autel Robotics

En el anteúltimo día de la exposición, un grupo grande de gente empezó a congregarse cerca del stand de Autel Robotics. Se sorteaban dos drones, pero para participar del sorteo se exigían dos condiciones: mirar un video de siete minutos y usar una remera de color rojo de la compañía. Optamos por no participar del sorteo. Pero dejando de lado este circo, el X-Star de la compañía californiana nos robó la atención. En su exterior se parece mucho al Phantom de DJI, en su interior, sin embargo, es único en su especie. Por ejemplo, ambos modelos tienen cámaras 4K, visión de cámara 720p en vuelo, y autonomía de 25 minutos. Todavía no están disponibles a la venta, por lo que sus precios son un misterio.

Shanghai Nine Eagles

Shanghai Nine Eagles usó la semana tech en Las Vegas para mostrar su línea de drones Mola. Diseñados específicamente para filmar videos y tomar fotos, las supuestas ventajas de los Mola son sus simples controles, sus sistemas inteligentes de seguridad, y sus construcciones livianas. El Mola que más nos llamó la atención fue el X 1.0. Aunque técnicamente un quadcoptero, su diseño es completamente innovador, y a primera vista solo parece tener dos hélices. Pero luego de una mirada más cercana y una breve explicación del representante de Nine Eagles, rotamos la parte superior 90 grados sobre su eje central y, mágicamente, apareció el quadcoptero.

Eken

Eken es una compañía basada en China que trajo su línea de drones FlyHawk a la exposición de Las Vegas. Con un gimbal estabilizador de tres ejes, un diseño patentado de un sistema de reemplazo fácil de batería, y un innovador piloto automático, el Flyhawk es un drone para principiantes que los profesionales miran con ganas.

Wingsland

Cuando todas las compañías están fabricando productos casi idénticos, es digno de menciona a la que ofrece drones distintos a la vista y atractivos. Desde el primer momento, los quadcopteros de Wingsland nos cautivaron. ¿Por sus diseños futurísticos? ¿Por sus colores intensos? No importa, los ingenieros de Wingsland trabajaron en la estética más que la competencia, y se nota. Y en capacidades técnicas, también se destaca. Para empezar, los operadores puede elegir pilotear las aeronaves desde un controlador normal, desde un aplicación de smartphones, o desde un reloj de pulsera (especial, obviamente). Si se elige la app de los teléfonos, el operador también puede elegir diferentes configuraciones para la cámara de abordo, chequear la altitud del drone y el voltaje de la batería, e incluso editar imágenes capturadas durante el vuelo. No solo nos gustó como luce el Wingsland, pilotearlo fue muy divertido.