VoIP-Pal demanda a Apple por infringir patentes

La empresa VoIP-Pal, que especializa en el desarrollo de tecnologías VoIP, está demandando a Apple por daños relacionados con el incumplimiento de patentes que dicha empresa tiene registradas.

Los representantes de VoIP-Pal, con sede en Bellevue, WA, afirman que Apple infringe patentes registradas y asegura que se utilizan en iMessage y FaceTime en el iPhone, iPad y iMac. Por esa razón, la compañía esta reclamando $2.8 millones de dólares en daños.

Relacionado: Samsung finalmente pagará a Apple $548 millones de dólares por la disputa de patentes

“En particular, los dispositivos que ejecutan la aplicación iMessage inician una comunicación entre una persona que llama y un destinatario de la llamada. El destinatario de la llamada puede ser un usuario de Apple o no. En el caso de que el destinatario de la llamada es un usuario de Apple, la comunicación se envía usando iMessage. Por otro lado, si el usuario no es un usuario de Apple o si iMessage no está disponible, la comunicación se envía utilizando SMS/MMS. El sistema de mensajería de Apple utiliza directamente o indirectamente cierta partes de una patente nuestra con el fin de determinar qué tipo de usuario es y posteriormente la forma en la que se debe comunicar con él”.

La demanda había sido dispuesto el 9 de febrero de 2016. Sin embargo, VoIP-Pal había aplazado su transmisión en el tribunal, ya que ambas compañías estaban negociando fuera de los tribunales.

VoIP es un conjunto de recursos que hacen posible que la señal de voz viaje a través de Internet empleando el protocolo IP.

Esta no es la primera vez que una compañía trata de demandar a Apple. En octubre, un jurado federal encontró a Apple culpable de violar una patente vinculada con la Universidad de Wisconsin. En febrero del año pasado la compañía también fue culpable de violar tres patentes registradas de la compañía SmartFlash.

Esperemos a ver como Apple resuelve este asunto, ya que la mayoría de empresas norteamericanas con conflictos de patentes no suelen ir a juicio.