NBC, Univision y Tidal, ahora también en Binge On de T-Mobile

Cuando ya se pensabas que algunas de las promociones gratuitas de T-Mobile para sus suscriptores no podían mejorar, nuevos servicios se añaden a estas ofertas. A partir del martes, vídeos de la NBC, Univision, Qello Concerts, Google Play Music y Tidal, entre otros, ya no consumirán datos de los suscriptores del plan Binge On.

En concreto, esta expansión del número de proveedores, según T-Mobile, eleva el número total de socios a “más de 80”. Así, Binge On ofrecerá también ahora Univision Noticias, Great Big Story, Ligonier Ministries, Nickelodeon NOGGIN, Radio Disney, Spotify, y Toon Goggles, además de los servicios antes mencionados.

Relacionado: T-Mobile ya ofrece gratis Amazon Music y ESPN

Algunos usuarios se darán cuenta que muchos de estos proveedores ya formaban parte de Music Freedrom de T-Mobile, pero, hasta ahora, estas asociaciones sólo cubrían programas de audio. De manera que los vídeos de la NBC y de Google Play Music, por ejemplo, no se incluían.

Quizás Spotify es la mayor novedad en términos de ampliar contenido. La sección de vídeo de este servicio de música, que se lanzó a principios de este año, ofrece una programación original y videoclips exclusivos para los socios, tales como ESPN, Vice y Wired.

Y tras el anuncio de estos nuevos servicios, T-Mobile ha aprovechado para promocionar las impresionantes cifras de Binge On. Los suscriptores de este plan han reproducido más de 377 millones de horas de vídeo desde su lanzamiento y son más del doble los proveedores que participan en este programa frente a los que no lo hacen. ¿Podría haber una mejor noticia para los fabricantes de contenido?

Relacionado: T-Mobile suma más canales a Binge On

En una encuesta realizada a los clientes de telefonía móvil de Estados Unidos, el 94% de los encuestados dijo que “probaría un nuevo servicio online si formara parte de una oferta que incluyera datos gratis”, como la que ofrece Binge On.

“En los seis meses desde el lanzamiento de Binge On, el número de proveedores de vídeo en streaming gratis -sin necesidad de utilizar datos- ha crecido más de un 240%”, dijo el CEO de T-Mobile, John Legere, en un comunicado. “Tenemos algo para todos y los clientes ya no tendrán que preocuparse nunca de ser apartados de golpe con ridículas sanciones por excederse en los datos”, añadió.

Aunque Binge On también tiene detractores, por supuesto. A principios de este año, la Electronic Frontier Foundation puso el foco en el hecho de que Binge On “optimiza” el vídeo en su red reduciendo la resolución y el ancho de banda de todas las salidas, incluso las de los proveedores que no se han unido a un servicio de T-Mobile (a principios de este año, T-Mobile empezó a permitir la selección de servicios que utilizan sus propios métodos de compresión de vídeo).

Y un estudio realizado por la Universidad de Stanford en enero afirmó que Binge On de T-Mobile creó barreras arbitrarias para los proveedores más pequeños de manera que “los límites de la elección del usuario, distorsionan la competencia, frenan la innovación, y perjudican a la libertad de expresión en Internet.”

A pesar de la controversia, Binge On cumple con el fundamento jurídico de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC). En concreto, Tom Wheeler, director de la FCC, no cree que este servicio entre en conflicto con las normas abiertas de acceso a Internet de la FCC de 2015 con respecto a la neutralidad en la red.

Incluso en una reunión que celebró la FCC a finales del año pasado, se calificó a este programa como “muy innovador” y “competitivo”. Una declaración que, sin duda, resulta cuanto menos reconfortante, al menos para T-Mobile.