Verizon Wireless simplifica sus planes y abandona la exigencia de dos años de contrato

Aunque los contratos de dos años y los subsidios de telefonía no han desaparecido por completo, la lucha liderada por el presidente de T-Mobile, John Legere  parece que están dando frutos. Verizon Wireless, una empresa que no se caracteriza por su bondad  hacia sus clientes y donde todo tiene un precio, aparentemente cede bajo  la presión de sus competidores y a partir del 13 de agosto, incorporará importantes cambios en sus planes celulares y el abandono de subsidios para la compra de teléfonos a cambio de la firma de dos años de contrato.

De acuerdo al comunicado de la compañía distribuido hoy,  “el motivo de los cambios es para que resulte más fácil a los clientes elegir el  servicio más conveniente  en la mejor red 4G LTE de la nación”.

“A partir del 13 de agosto nuestro planes de precios se  ofrecerá  en cuatro tamaños de datos para que coincida con la forma en que nuestros clientes utilizan el servicio inalámbrico. Estas nuevas opciones de datos vienen en tamaños al igual que otras cosas de nuestra vida cotidiana:

Pequeño (Small): $ 30 / mes por 1 GB de datos compartibles

Medio (Medium): $ 45 / mes por 3 GB de datos compartibles

Grande (Large): $ 60 / mes por 6 GB de datos compartibles

Extra Grande (X-Large): $ 80 / mes por 12 GB de datos compartibles

Cada GB adicional costará 15 dólares y  todas  las opciones de datos se podrá compartir con hasta 10 dispositivos.

Verizon está simplificando aún más los cargos mensuales por línea de acceso. En el nuevo plan, cada línea de teléfonos inteligentes es de  20 dólares  por mes, tabletas y líneas de accesos WiFi (Jetpack) es de  10 dólares por mes, y las líneas de dispositivos conectados como los relojes inteligentes son 5 dólares  por mes.

Los clientes siempre  podrán conseguir las mejores opciones y no tienen que buscar – y calcular – descuentos especiales para conseguir los mejores precios.

Los nuevos clientes de Verizon que quieren aprovechar el nuevo plan, podrán hacerlo mediante la compra de un nuevo teléfono inteligente con la opción de pago  mensuales, antes conocido como Verizon Edge, y pagando el precio total  del dispositivo. Los clientes actuales pueden mantener su plan existente o mover al nuevo plan, con algunas restricciones.

En los próximos meses, los clientes de Verizon también verán facturas más simple y ágiles, lo que las harán los cargos mensuales más fácil de ver y comprender”, finaliza el comunicado.