Tu próximo iPhone podría ser hecho por robots

En una de las fábricas de Foxconn se ha reducido la plantilla de 110.000 empleados a 50.000, según el diario South China Morning Post. Pero, ¿por qué? La respuesta es que los robots pueden hacer el mismo trabajo y, por consiguiente, ya no se necesitan tantas manos.

Foxconn es uno de los socios principales de Apple para la fabricación de sus productos y existe el temor de que otras fábricas en la ciudad china de Kunshan vayan a hacer lo mismo. Eso, sin duda, tendría un impacto desastroso en la población de la zona, que se compone en gran parte de los trabajadores de estas factorías.

Relacionado: ¡Olvídate del iPhone! Ahora querrás este teléfono robot japonés

De hecho, según este mismo diario, unas 600 empresas de la zona estarían pensando en una mayor automatización. Foxconn ha estado trabajando para sustituir a algunos de trabajadores por robots desde hace tiempo en un intento, obviamente, de ahorrar dinero y aumentar los beneficios.

Es verdad que los robots son caros y que requieren de una importante inversión inicial, pero con el tiempo acaban resultando más baratos que contratar y emplear a trabajadores. No se sabe exactamente qué productos se fabrican en esta planta de Kunshan. Sin embargo, South China Morning Post dice que las empresas de la zona fabricaron 51 millones de computadoras portátiles y 20 millones de teléfonos inteligentes el año pasado.

Con el tiempo, las plantas de Foxconn van a ser cada vez más automatizadas, no sólo para ahorrar dinero, sino también para seguir satisfaciendo las demandas de Apple. Foxconn contrata regularmente a trabajadores adicionales para cumplir con el aumento de la demanda de Apple fruto de los nuevos lanzamientos y modelos de iPhone.

Foxconn ha sido noticia en el pasado por la forma en que trata a sus empleados, de manera que Apple ha recibido muchas críticas por ello, lo que le ha obligado a controlar más a su fabricante. En 2012, Apple comenzó a investigar las condiciones de trabajo de las fábricas de Foxconn, lo que condujo a una mejora de las mismas.

Por supuesto, ahora no se trata de que Apple no está interesada en los robots, sino más bien todo lo contrario. La compañía dio a conocer recientemente un nuevo robot que se llama Liam y que está diseñado para reciclar dispositivos usados, de manera que separa las diferentes piezas para que puedan reutilizarse.

Pero al parece no sólo Foxconn ha tenido esta idea y otras empresas podrían hacer lo mismo en un futuro próximo e incluso de otros sectores. El ex CEO de McDonald’s, Ed Rensi, dijo recientemente que un aumento en el salario mínimo podría provocar que las empresas invirtieran más en robots. “Es más barato comprar un brazo robótico de $ 35,000 dólares que contratar a un empleado que gana $ 15 dólares/hora por embolsar patatas fritas”, dijo en una entrevista a Fox Business.