Este nuevo amigo de la Policía sabrá si texteas cuando manejas

El alcoholímetro tiene un nuevo amigo. Su nombre es Textalyzer. Y su uso se aprueba, finalmente, en EEUU, si estabas enviando mensajes o revisando tu correo electrónico antes de tener un accidente de coche, no te importará cómo se llama porque tu problema será otro.

Todo el mundo debería saber que es una estupidez conducir si se ha bebido. Pero, además, si se aprueba esta tecnología de Cellebrite y la Policía adopta su uso, es mejor también no haber utilizado el teléfono en caso de accidente.

Relacionado: Los cinco mejores teléfonos inteligentes

Cellebrite es la empresa que muchos piensan que ha ayudado al FBI a desbloquear el iPhone 5C de uno de los supuestos autores del tiroteo en San Bernardino. Y la tecnología UFED Field Series es el nombre técnico del Textalyzer.

Del mismo modo que la policía utiliza un alcoholímetro para comprobar tu nivel de alcohol en sangre, el nuevo Textalyzer comprueba la actividad de tu teléfono y lo más importante, comprueba si lo estabas utilizando en el momento del incidente.

Si el Textalyzer confirma que estabas utilizando el teléfono, puedes tener problemas si vives en un estado, condado o ciudad donde el uso del teléfono al volante es ilegal. Incluso en aquellos lugares donde no está prohibida esta práctica, un registro policial de estas características podría tenerse en cuenta en futuras demandas.

Pero, ¿qué puede encontrar en tu teléfono el Textalyzer? Puede”extraer y descodificar los datos del dispositivo móvil, como los registros de llamadas, contactos, calendario, mensajes de texto, archivos multimedia y más”, según la ficha técnica de este producto.

El Textalyzer puede saber lo que estaba haciendo con tu teléfono, el contenido al que accediste o las acciones que se llevaron a cabo. Y todo esta información la obtiene de inmediato, mientras el conductor todavía trata de encontrar su seguro.

Pero, ¿qué hay de la privacidad, las restricciones de uso, y la posibilidad de abuso? En Nueva York, por ejemplo, se le puede pedir a un conductor que entregue su teléfono para inspeccionarlo, pero sólo en caso de que estuviera usando este mismo teléfono antes de un accidente, de acuerdo con Ars Technica.

En cuanto a los datos personales del conductor, así como a cierto contenido del teléfono y a las conexiones y comunicaciones del mismo no se podría acceder sin una orden judicial. Con una orden, y gracias a la tecnología UFED Field Series, se podrían extraer estos datos para ayudar en investigaciones antiterroristas o casos de narcotráfico.

En caso de accidente, lo que importa, legalmente, es: “¿estabas con el teléfono justo antes del accidente?” y no “con quién estabas chateando o hablando y qué has dicho”.

El Textalyzer todavía no se puede utilizar en EEUU, pero si la tecnología UFED Field Series o cualquier otra similar se aprueba, el DWT (conducir mientras envías un mensaje o hablas por teléfono) se sumará al DWI (conducir ebrio) como algo que, realmente, no querrás que aparezca en tu historial.