Samsung venderá nuevamente celulares Galaxy Note 7, pero reparados

Aunque muchos pensaron que nunca más se escucharía a Samsung mencionar al Galaxy Note 7 después de su retiro masivo del mercado debido a explosiones y fallas de batería, la compañía anunció que planea vender nuevamente esa línea de teléfonos.

Pero antes de que te alarmes, en esta ocasión se trata de teléfonos reparados y restaurados, lo que en inglés se conoce como “refurbished”.

Justamente antes del próximo lanzamiento del Samsung Galaxy S8, la compañía acaba de anunciar sus planes para reciclar los Note 7. Según un comunicado de prensa, el proceso se divide en tres partes, que incluirán rescatar componentes recuperables tales como módulos de cámara y semiconductores, extraer partes metálicas con la ayuda de empresas “ecológicas”, y por último vender dispositivos reacondicionados.

El anuncio parece ir en contra de lo que Samsung prometió inicialmente el otoño pasado, cuando después de retirarlos, dijo que no tenía planes de reparar o renovar los teléfonos Note 7. Pero ahora la compañía  ha confirmado que trabajará con las autoridades locales y empresas de transporte para venderlo como un dispositivo restaurado.

Se espera que uno de las principales cambios será instalar una batería más pequeña para evitar que se sobrecaliente o incendie, lo que causó el retiro masivo anterior. Para evitar que situaciones como estas se repitan, voceros de Samsung dijeron que han instituido un protocolo de ocho niveles para la correcta comprobación de la seguridad de sus baterías.

“Para el reciclaje de componentes de sobra, Samsung primero extraerá metales preciosos, como cobre, níquel, oro y plata, utilizando empresas ecológicas especializadas en tales procesos”, explica la Samsung en el comunicado. “Para los dispositivos restantes Galaxy Note 7, algunos componentes serán separados por empresas especializadas en dichos servicios y utilizados para la producción de muestras de prueba”.

La compañía dijo que los mercados disponibles serán determinados mientras trabajan con los reguladores locales para aprobar la venta.