Samsung suspende la producción del Galaxy Note 7

Samsung ha detenido de forma temporal toda fabricación de su Galaxy Note 7, según informa Yonhap News.

La empresa tomó la decisión después de que se informara de nuevos incendios en varios de los dispositivos distribuidos para reemplazar a los Galaxy Note 7 con problemas de batería.

Relacionado: Samsung enfrenta demanda. Sí, adivinó, por el explosivo Note 7

Samsung había afirmado de que había encontrado el problema con los Galaxy Note 7 y que lo había solucionado, pero estos casos ponen de nuevo en aprietos a los surcoreanos.

De hecho, esta última polémica podría significar el fin de vida para el teléfono de Samsung, que al principio fue muy popular con los consumidores.

Desde el principio del mes, han habido cinco incidentes con los nuevos Note 7.

  • Un residente en Kentucky sufrió heridas en sus pulmones después de que su Note 7 despidió humo en su dormitorio el pasado 4 de octubre.
  • Un Note 7 se encendió y causó la evacuación de un vuelo de Southwest Airlines el pasado 5 de octubre.
  • El Note 7 de una mujer en Taiwan despidió humo mientras que estaba en su bolsillo. el pasado 7 de octubre.
  • Una niña de 13 años de eded sufrió quemaduras luego de que su Note 7 se calentara el pasado 7 de octubre.
  • Un hombre en Virginia reportó que su Note 7 se encendió y llenó su cuarto de humo el pasado domingo 9 de octubre.

Samsung empezó a vender el teléfono el pasado 19 de agosto pero poco después anunció el retiro de los teléfonos tras informarse de 30 casos de incendio en diversos países. Según la empresa, la mayoría de los compradores que se habían visto forzados a devolver el teléfono optaban por otro Galaxy Note 7 en vez de un reembolso u otro modelo de teléfono.

Sim embargo, la semana pasada, AT&T y T-Mobile dejaron de vender los nuevos Note 7 ante los nuevos casos de incendio que se habían reportado desde el comienzo del mes.

La retirada masiva del Galaxy Note 7 ha sido la más grande el la historia de la industria tecnológica y varios analistas estiman que le podría costar a Samsung unos $898 millones de dólares.