Samsung finalmente pagará a Apple $548 millones de dólares por la disputa de patentes

Casi cinco años han pasado del drama entre la empresa surcoreana Samsung y Apple. Recordemos que la primera demanda comenzó en 2011. Posteriormente, en 2012, una Corte Judicial en los Estados Unidos falló a favor de Apple, confirmando que Samsung Electronics había infringido diversas patentes de la parte demandante, incluyendo funciones como tap-to-zoom o gestos multi touch.

Inicialmente, Apple había pedido ser compensada con $2.5 mil millones de dólares por daños, pero la decisión fue por un poco más de mil millones de dólares. Luego de ese fallo, las dos empresa se embarcaron en una batalla por ganar en la corte. Las diferentes apelaciones fueron gradualmente modificando esa suma hasta llegar a la que hoy Samsung acordó pagar. La compañía ha confirmando que cumplirá con el pago de $548 millones de dólares por infringir las patentes y diseños de su mayor rival en el mercado de los smartphones, Apple.

Relacionado: Google y Microsoft dejarán de pelear por patentes

En documentos presentados a la Corte Federal de San José, California, el pasado jueves, Samsung Electronics informó que el pago sería realizado el 14 de diciembre, con la condición de que Apple Inc. envíase una factura – la compañía no ha confirmado o negado si la factura fue enviada.

Pero todo no termina aquí, Samsung acepta pagar, al mismo tiempo que continuará apelando, esta vez ante la corte suprema de los Estados Unidos y por las acusaciones de copiar el diseño de la superficie, el bisel y la interfaz del iPhone, de resultar ganadores Samsung exigirán un reembolso de $339 millones de dólares.

“Estamos decepcionados de que el tribunal haya acordado proceder con las exageradas afirmaciones de daños  y reclamos por parte de Apple, independientemente de si las patentes son válidas”, dijo una portavoz de Samsung en un comunicado.

Si bien ninguna de las empresas han comentado públicamente sobre la posibilidad de una pelea en la Corte Suprema, lo más probable, y dada la historia de apelaciones por parte de Samsung, que inviertan todos los recursos legales en hacer posible que sean escuchados. La Corte Suprema no se pronunciará hasta el próximo año. La posibilidad de un nuevo juicio podría permitir a los surcoreanos ser reembolsados, pero los más importante, les daría una victoria sobre Apple.