Samsung envía medio millón de unidades nuevas del Galaxy Note 7 a los EEUU

La combustión espontánea es probablemente la última cosa que se espera de un nuevo y brillante teléfono inteligente que, además, es caro. Pero eso es justo lo que le ha ocurrido al Samsung Galaxy Note 7.

El pasado 15 de septiembre, la Consumer Product Safety Commisssion (CPSC) de los Estados Unidos, la agencia federal encargada de supervisar los informes de productos y otras alertas, solicitó la retirada formal de los Galaxy Note 7 vendidos a los consumidores estadounidenses (más de un millón en total).

Relacionado: ¿Quieres saber como identificar a un Galaxy Note 7 libre de fallos?

Durante la rueda de prensa, el presidente de la CSPC, Elliot Kaye, señaló que existe un “serio riesgo de incendio” e instó a los propietarios a apagar sus teléfonos y a “aprovecharse de [la] retirada inmediata”.

Según las últimas estadísticas de la agencia, Samsung ha recibido, hasta el momento, 92 informes relacionados con el Note 7 y el sobrecalentamiento de sus baterías sólo en los EEUU, “incluyendo 26 informes de quemaduras y 55 informes de daños a la propiedad, incluyendo incendios de coches y un garaje”. Otros incidentes reportados han sido todavía más espectaculares: un Note 7 supuestamente causó el incendio de una casa.

En Seúl, la agencia de noticias Yonhap News informó inicialmente de hasta cinco casos documentados de que unidades del Note 7 que habían explotado, un número que ascendía a 35 unidades el pasado 2 de septiembre.

En respuesta, Samsung anunciaba a principios de septiembre que se paralizaban todas las ventas y retiraba los Note 7, recordando que más de 2.5 millones de unidades del Galaxy Note 7 ya se habían enviado a los consumidores. “La seguridad del consumidor sigue siendo nuestra máxima prioridad”, dijo Tim Baxter, presidente de Samsung Electronics América. “Los consumidores pueden devolver su Note 7 y cambiarlo por otro dispositivo”, añadía.

Unidades nuevas

Tras la polémica por las baterías de los Galaxy Note 7, Samsung asegura ahora que ya se han enviado 500,000 unidades a las tiendas y a los operadores de los EEUU, para cubrir la mitad de los dispositivos retirados del mercado en el país. Sin embargo, todavía tienen que llegar más unidades para reemplazar los dispositivos anteriores a finales del mes. Para saber que cuentas con uno de los nuevos Note 7, una actualización del software muestra ahora el icono de batería en color verde.

Si tu icono es blanco, tendrás que intentar conseguir un reembolso o cambio. Si todavía tienes que enviar tu Note 7 defectuoso, Samsung está “instando a los propietarios a apagar y a cambiar su dispositivo retirado del mercado” cuanto antes. Entre los operadores que ya venden el nuevo Note 7 se encuentra Verizon.