Samsung enfrenta demanda. Sí, adivinó, por el explosivo Note 7

Samsung podrá haber emitido una nota oficial sobre el Galaxy Note 7, pero igualmente ya era demasiado tarde para residente de Florida Jonathan Strobel, a quién —según los informes— le explotó el phablet en bolsillo, de acuerdo a lo informado por Reuters.

De acuerdo con Strobel, él se encontraba en Costco el pasado 9 de septiembre cuando sintió que su Note 7 se había calentado considerablemente en el bolsillo, justo antes de explotar. El abogado de Strobel confirmó horas después que la explosión le provocó una quemadura de segundo grado en su muslo derecho, así como una quemadura grave en su pulgar izquierdo, provocada cuando intentaba quitarse el Galaxy Note 7 del bolsillo.

Relacionado: La última del Samsung Galaxy Note 7: quema a un niño de 6 años

La demanda fue presentada en un tribunal en el condado de Palm Beach, Florida, y persigue una compensación no especificada que cubra los salarios perdidos, los gastos médicos, el dolor, la aflicción, y otros perjuicios reportados. Por su parte, Samsung no ha hecho aún ninguna declaración sobre este litigio.

“Estamos instando a todos los propietarios del Note 7 a que se acerquen a nuestras tiendas para cambiarlo de inmediato”, dijo la portavoz de Samsung, Danielle Meister Cohen.

La demanda es notoria por varias razones, la más importante de las cuales es que parece ser la primera relacionada con el Galaxy Note 7 y su batería defectuosa. Además, este phablet de Strobel explotó supuestamente casi una semana antes de que Samsung hubiese reconocido oficialmente los defectos de su producto, aunque la empresa había emitido una nota de devolución voluntaria una semana antes del incidente. Por último, el evento parece ser otra suma a la cuenta corriente de los incidentes del Galaxy Note 7 en los EE.UU., los que ya suman 26 informes de quemaduras y 55 informes de daños a la propiedad.

La demanda de Strobel coincide con una reciente demanda por un teléfono Samsung diferente, el Galaxy Edge S7. Este recurso fue interpuesto por Daniel Ramírez, que sufrió graves quemaduras y cicatrices permanentes en diversas zonas de su cuerpo —supuestamente— debido a la explosión de su teléfono en la mano después de que lo sacara de su bolsillo. Las lesiones por quemaduras causadas a Ramírez requerirán de una “significativa” cirugía con injertos de piel, además de una terapia física más “amplia”.