CEO de T-Mobile lanza alegato contra abusos de compañías telefónicas

John Legere no se está nunca quieto ni callado… Bueno, eso todos lo sabemos.

Recién hace una semana te informábamos de las novedades que T-Mobile había presentado en el CES 2017 por boca de su mismísimo CEO, John Legere. En concreto, el anuncio un nuevo plan único, llamado T-Mobile One, en el cual —entre otras cosas— ofrecerá datos ilimitados, sin tener que pagar un centavo más por otros impuestos y cargos.

Relacionado: T-Mobile te ofrece ahora DirectTV Now gratis, pero con una condición

Pero Legere no se ha callado, y ha seguido durante estos días alegando contra los abusos de la competencia. Y las premisas que subyacen en su alegación parecen ser muy claras: la telefonía móvil, y más aún, el Internet por celular, es una parte imprescindible de nuestro diario vivir. Y las grandes compañías, concientes de esto, abusan de sus consumidores.

“Las cosas están a punto de cambiar” comienza diciendo en una columna de opinión publicada por CNBC: “Y eso tiene a un montón de líderes empresariales bastante optimistas. Soy uno de ellos, pero también estoy preocupado —y hasta un poco enojado— con el estado actual de nuestra industria”.

“Usted ha podido ver, durante años, como la industria en la cual trabajo [telefonía celular] ha tenido una [mala] reputación bien ganada de “atornillar” a sus clientes. Los contratos de larga duración han tenido un control extremo en uno de los servicios más importantes de nuestro tiempo: el acceso móvil a Internet. Y se han aprovechado de su posición de duopolio [AT&T y Verizon] cada vez que han podido”.

legere21

© GeekWire

Para Legere, el abuso en las tarifas de telefonía celular no es cualquier cosa, ya que los teléfonos inteligentes, cada vez más, han pasado a formar una parte fundamental de nuestro diario vivir: “Esta pregunta importa. El teléfono de hoy es mucho más que un simple Gadget: es una línea de vida. Es la manera en la cual nos comunicamos; la manera en la cual nos mantenemos en contacto; la manera en la cual navegamos por el mundo, nos divertimos, y mucho más”.

Es un asunto capital, innegable en los tiempos que vivimos y que seguiremos viviendo: “Hoy en día, Internet es móvil, y móvil es Internet. Todo, desde los últimos éxitos de taquilla hasta los extractos bancarios, está en línea. Y este año [2017], un 75 por ciento de todo el uso de Internet en los Estados Unidos ocurrirá a través de dispositivos móviles”.

Ante este panorama, la tentación por el abuso es grande, y por lo mismo, absolutamente denunciable: “Por ello, cuando veo a los demás cobrando impuestos, trabas y restricciones al acceso a Internet móvil, ¡me molesta!”

Para Legere, los logros de T-Mobile son resaltables en medio de este clima duopolizado: “Esto es exactamente lo que hemos estado haciendo en T-Mobile: engañando las jaulas corporativas, y desafiando el statu quo. […] Esta simple fórmula, el Un-carrier, ha funcionado. Terminamos con esos ridículos contratos de servicio de dos años, y la industria siguió con vida. Ahora, 155 millones de estadounidenses no tienen contratos. Erradicamos $ 1.3 billones en honorarios de ruptura en toda la industria, por lo que los clientes pueden cambiar de compañía cuando quieren y sin penalización”.

Y lo último de la compañía, por supuesto, no podía faltar: “La semana pasada lo hicimos de nuevo [presentar su único plan: el T-Mobile One]. Hemos eliminado esta práctica insana de acumulación de recargos mensuales, tasas e impuestos adicionales en los planes de servicios inalámbricos de los clientes”.

T-Mobile ya está dando la bienvenida a usuarios y familias que decidan cambiarse con ellos, dándoles $150 dólares por cada línea que trasladen a esta empresa. No es necesario comprar un celular ni hacer nada más que suscribirse a T-Mobile One.

El plan empezará a funcionar el próximo 22 de enero.