El 1 de enero de 1970 mata al iPhone

Si eres un poco masoquista y lo que pretendes es destruir o quedarte sin iPhone, aquí tienes una forma de conseguirlo. Es tan simple como volver atrás en el tiempo.

Todo lo que tienes que hacer es ir al apartado Ajustes del móvil y establecer la fecha 1 de enero de 1970. Aunque parece una broma, en realidad no lo es.

RelacionadoApple te compra tu iPhone quebrado

Hace más de 40 años el iPhone no existía, de manera que si se pone esta fecha en el calendario del teléfono, éste también dejará de existir. Es decir, quedará inoperativo.

Sin embargo, si prefieres continuar con un móvil que funciona, por favor no utilices esta fecha y evita, así, poner tu iPhone en peligro.

Al parecer, esta fórmula que mata a los iPhone funciona con los sistemas iOs 8 e iOS 9 de 64 bits, así como en las tabletas de Apple con procesador A7, A8, A8X, A9 y A9X.

Aunque no hemos verificado este fallo en el sistema de los iPhone, (sobre todo porque no queremos quedarnos sin teléfono), una serie de informes independientes han confirmado este problema técnico.

El error se produce cuando el usuario, en la configuración del iPhone, modifica, en el menú principal, el apartado de Fecha y Hora.

Si se vuelve atrás en la línea del tiempo del teléfono, más de cuatro décadas, el iPhone finalmente permite elegir el 1 de enero de 1970. Una vez establecida esta fecha concreta, si se apaga el móvil queda, finalmente, bloqueado.

Tras realizar estos cambios y con el iPhone ya muerto, el usuario puede acudir a una de las tiendas de Apple donde le confirmarán que su teléfono ha dejado de funcionar para siempre. Ya no se puede restaurar ni tampoco realizar una copia de seguridad. ¿Moraleja? No lo hagas.

Algunos usuarios de Reddit habían avanzado que las zonas horarias pueden ser el culpable del error. Si se da marcha atrás en la fecha tanto como sea posible, el iPhone se vuelve loco.

De momento, Apple todavía no se ha pronunciado sobre este problema, aunque, por suerte, parece que sólo afecta a los teléfonos de 64 bits. Aún así, amigos, mejor no intenten esto en casa.