¡Atención FBI! La policía de Los Ángeles desbloquea el iPhone 5S

Mientras que el FBI estaba ocupado peleándose con Apple para crear una puerta trasera para el iPhone del tirador de San Bernardino, los detectives de la policía de Los Ángeles han logrado colarse en un iPhone 5S bloqueado, según Los Angeles Times.

El iPhone perteneció a la fallecida del actor Michael Jace. El actor está acusado de haber matado a su esposa, April Jace, en su casa de Los Ángeles en 2014. Documentos de la corte a los que ha tenido acceso Los Angeles Times aseguran que los investigadores encontraron la manera de acceder al iPhone 5S gracias a un “experto forense móvil” que pasó por alto la función de bloqueo.

Relacionado: FBI accede a otro iPhone sin ayuda de Apple

La policía cree que los dos tuvieron una discusión mediante mensajes de texto, pero no pudieron acceder al iPhone ya que estaba bloqueado. Las autoridades de todo el mundo están teniendo problemas para entrar en estos dispositivos debido a su cifrado predeterminado.

La policía y las autoridades creen que estos dispositivos pueden ayudar a desvelar las evidencias de muchas investigaciones, pero los fabricantes de teléfonos móviles como Apple están produciendo teléfonos inteligentes que están cifrados por defecto.

Apple se negó a cumplir la orden judicial que le exigía crear una herramienta para acabar con el cifrado del iPhone del caso de San Bernardino. La compañía con sede en Cupertino considera que, en las manos equivocadas, esta herramienta podría poner en peligro la seguridad y la privacidad de todos sus clientes.

No está claro qué versión tenía en su iPhone April Jace, pero lo que ha conseguido la Policía de Los Angeles pone en cuestión por qué el FBI estaba teniendo tantos problemas para entrar en el iPhone 5C del tirador. El iPhone 5C es un modelo anterior al 5S, y no cuenta con el Secure Enclave, lo que añade más seguridad al dispositivo.

La orden de registro que detalla esta información fue emitida el 18 de marzo, 10 días antes de que el FBI abandonara la guerra con Apple por el caso de San Bernardino después de que un grupo anónimo de piratas informáticos desbloquearan con éxito el teléfono. El FBI pagó $ 1 millón de dólares por ello.

Sin embargo, esta técnica sólo funciona con el iPhone 5C. Y, mientras se acce al teléfono de su mujer, el actor Jace se encuentra a la espera de juicio.