Te presentamos los nuevos Samsung Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus

Hace poco más de un año, Samsung presentaba por todo lo alto sus nuevos Galaxy S7 y S7 Edge. No era este último su primer dispositivo “Edge”, pero los nuevos modelos fueron todo un éxito, ya que ofrecían un mejor uso de la pantalla Edge, a la vez que solucionaban con elegancia algunos “puntos negros” del Galaxy S6 Edge, como lo eran su falta de resistencia al agua y una tarjeta de apoyo MicroSD.

Las mejoras son —casi siempre— lo que uno puede más o menos esperar de los smartphones. Pero se debe ya decir Samsung está hoy tratando de dar un paso más allá de este 2017. Ya no se trata sólo de un teléfono inteligente, sino de otros productos (también “inteligentes”) que entrarán en nuestras casas, en el escritorio en el cual trabajamos, incluso en en la manera en la cual interactuamos como personas.

Te iremos contando de todos ellos aquí, en Digital Trends en Español; pero vamos ahora a hablar las estrellas de este 29 de marzo: Los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8 Plus.

El Galaxy S8 y el S8 Plus son los primeros teléfonos inteligentes que estrena Samsung desde el “desastre total” que significó el Galaxy Note 7 y sus tristemente célebres “baterías explosivas”. Mucho fue lo que se escribió al respecto, y mucho también se especuló con la capacidad que tendría gigante coreano para levantar cabeza y reposicionarse en su sitial tan bien ganado. En este preciso momento, sólo podemos decir que lo que han mostrado promete. Y mucho.

Si sólo miras la parte posterior del Galaxy S8 o del S8 Plus, lo podrás confundir con el Galaxy S7 Edge, ya que esta parte apenas si ha cambiado. Al girarlo y mirarlo de frente, sin embargo, queda absolutamente claro que se trata de otro teléfono. Para empezar, Samsung ha prescindido del botón de inicio, optado por los iconos de navegación en pantalla.

La eliminación del botón de inicio no es algo antojadizo, ya que ha permitido a Samsung “adelgazar” bastante los biseles que ostentaban sus predecesores,. El resultado final es un magnífico teléfono inteligente con una pantalla que cubre el 83 por ciento del panel frontal. También significa que el Galaxy S8 y el S8 Plus cuentan ahora con pantallas de 5.8 y 6.2 pulgadas, respectivamente, con una relación de aspecto de 18.5: 9. Podrá parecer que hablamos aquí de teléfono enormes, pero no: el S8 es mucho más compacto que la mayoría de los dispositivos de 5.5 pulgadas.

Ah: y ya no hay ninguna variante “Edge”. Y no porque la hayan eliminado, sino porque ambos modelos vienen ahora con este tipo de pantalla.

Una cosa que ayuda mucho a la buena evaluación es el hecho —por todos conocido— de que Samsung trabaja con las mejores pantallas de teléfonos inteligentes en el mundo. El Galaxy S8 y el S8 Plus tienen la misma resolución Quad HD de 2,960 x 1,440 píxeles (el S8 tiene 570 píxeles por pulgada, mientras que el S8 Plus tiene 529). Las pantallas AMOLED Infinity son nítidas, vibrantes y coloridas, y los bordes sin bisel combinado con los biseles ultrafinos superior e inferior permiten una experiencia de inmersión casi única al momento de ver vídeos.

Los biseles en la parte superior de los teléfonos reciben los sensores y la cámara frontal. En el borde izquierdo están los botones del volumen y el botón Bixby, el nuevo asistente de Inteligencia Artificial de Samsung. A la derecha está el botón de encendido. ¿Y el sensor de huellas dactilares? No está en la parte inferior de la pantalla, como muchos esperarían, sino en la parte posterior. Se encuentra a la derecha de la cámara, y lo cierto es que se trata de una disposición algo inesperada, y habrá que ver con el tiempo qué tal resulta.

En la parte inferior de los teléfonos encontrarás un puerto USB tipo C junto a una… ¡Sorpresa! O quizá no… Un conector (Jack) para auriculares de 3.5 mm. El clásico; el de toda la vida; el que —supuestamente— iba a desaparecer. Pues, ahí está. Samsung no sigue ciegamente a Apple, eso está claro.

Tanto el Galaxy S8 como el S8 Plus serán los primeros smartphones disponibles con procesador Snapdragon 835 de Qualcomm. Las variantes internacionales utilizarán el procesador Exynos 9 Series 8895 de Samsung, el cual ofrece un rendimiento comparable. Qualcomm dijo que el Snapdragon 835 puede ofrecer un 27 por ciento de mejor rendimiento que el Snapdragon 821, pero también será más eficiente, con una reducción del 40 por ciento en el consumo de energía y —por lo mismo— un desempeño significativo para la ganancia de vida de la batería.

Aparte de tamaño, no hay mucha más diferente entre el S8 y S8 Plus. Ambos tienen 4 GB de memoria RAM, y vienen con un 64 GB de almacenamiento interno. Gracias al soporte de tarjeta MicroSD, este almacenamiento puede aumentar a 256 GB.

Android 7.0 Nougat es el sistema operativo. El Android de Samsung ha mejorado en rendimiento, cosa que se ha visto a través de los años, aunque todavía se puede esperar una cantidad considerable de aplicaciones preinstaladas. Samsung ha puesto algunas características únicas, como el escaneo de iris y la tecnología de reconocimiento facial, las cuales proporcionan más opciones de seguridad en tu teléfono.

Galaxy S8 y S8 Plus

El Galaxy S8 mantiene la “tolerancia al agua IP68” de su predecesor, lo cual significa que puedes sumergirlo a 1 metro bajo el agua durante unos 30 minutos. También es el primer teléfono que utiliza el nuevo Bluetooth 5.0 como estándar, el cual debería ofrecer cuatro veces el rango del Bluetooth 4.2, además de duplicar la velocidad de transferencia de datos.

Los 12 megapíxeles f/ 1.7 de la cámara trasera no han cambiado desde el S7. Todavía cuenta con la estabilización de imagen óptica, y cualquier cambio viene a través de optimizaciones del software. Eso sí, en las breves pruebas que hicimos en un espacio interior no tan iluminado, el Galaxy S8 no funcionó tan bien como hubiésemos esperado. Por lo demás, la cámara delantera ha pasado de los 5 a los 8 megapíxeles con una abertura de f/ 1.7, por lo que se puede esperar un ligero aumento en la calidad de los selfies.

Tendrás que esperar a que las empresas de comunicaciones estadounidenses anuncien los precios para saber cuánto costarán el Galaxy S8 y el S8 Plus, aunque no tendrás que esperar demasiado, tampoco. Las Pre-órdenes comenzarán el 30 de marzo, y es probable que los teléfonos comiencen a entregarse en abril, aunque Samsung no ha dicho cuándo exactamente. Estos vendrán con auriculares AKG, los que al por menor cuestan unos $100 dólares, todo gracias a la adquisición de la compañía por el gigante surcoreano.

El Galaxy S8 y el S8 Plus son excelentes teléfonos, y mejoran al Galaxy S7, aunque lo más destacado es lo que viene a futuro, que es la interacción con otros productos conectados a nuestro alrededor.