El adiós definitivo del Galaxy Note 7 llegará a los EEUU el 19 de diciembre

Nota del editor: Bajo ninguna circunstancia recomendamos la compra de un Galaxy Note 7 en este momento. Si usted es dueño de uno, cambie el teléfono por otro diferente.

El Samsung Galaxy Note 7 está muerto. Samsung no sólo ha puesto punto y final a la producción y a las ventas del dispositivo “ante las preocupaciones sobre su seguridad”, sino que también ha advertido a los usuarios que apaguen sus teléfonos.

La compañía y la Comisión de Seguridad de Productos de los Consumidores de los Estados Unidos han emitido un segundo retiro para todos los dispositivos Note 7, incluyendo los que se habían sustituido.

Relacionado: Samsung podría desactivar los Galaxy Note 7 que no fueron devueltos

Y no sólo eso, sino que a partir del 19 de diciembre la compañía oficialmente desactivará dicho teléfono a través de una actualización de software. Esto significa el adiós definitivo para este teléfono de Samsung- y una gran pesadilla logística para la compañía-

El reto de Samsung ahora es conseguir que los consumidores devuelvan el dispositivo por segunda vez. De hecho, la firma ofrece $ 100 dólares en futuras facturas si los usuarios cambian su teléfono por otro dispositivo Samsung y ofrecerá $ 25 dólares si el usuarios cambia su dispositivo por el de otra marca.

Una portavoz de la compañía dijo a Digital Trends que el pasado 4 de noviembre, casi el 85% de los dispositivos Galaxy Note 7 habían sido reemplazados a través del programa de intercambio de la compañía. Y que la mayoría de los clientes de Samsung habían optando por recibir otro teléfono inteligente de la firma.

“Seguimos concentrados en conseguir los teléfonos Galaxy Note 7 que están todavía en circulación”, añadía.

Para animar a los clientes a devolver o cambiar sus Note 7, Samsung dijo que realizaría una actualización de software que limitaría la capacidad de dicho dispositivo y que emitiría un recordatorio emergente cada vez que el teléfono se reinicie, se apague o se enchufe al cargador .

“Cualquier propietario de un Galaxy Note7 que todavía no haya participado en el Programa de Reembolso e Intercambio del Note 7 de los Estados Unidos deberá apagar su teléfono inmediatamente y ponerse en contacto con su proveedor o minorista hoy mismo”, agregaba este portavoz.

El jefe de móviles de Samsung, Dongjin Koh, se ha disculpado por la debacle producida por el Note 7, prometiendo “encontrar la causa exacta de lo ocurrido con el fin de restaurar la confianza de los consumidores para que puedan usar los productos de Samsung sin preocupaciones de seguridad”, según el Korea Herald.