El iPhone 6 y el 6S de Apple dan problemas en China

Algo extraño está ocurriendo con los dispositivos iPhone 6 y 6S en China.

De hecho, se está convirtiendo en un problema tan grande que la Asociación de Consumidores de China (CCA, por sus siglas en inglés) ha pedido a Apple que revise la situación, que ha afectado a un “número considerable” de personas según Reuters.

Relacionado: iPhone 6s vs. Galaxy Note 7 ¿Cual es más rápido?

Pero, ¿qué es realmente lo que pasa? Resulta que los dispositivos se apagan y no se encienden de nuevo, a pesar de tienen una batería restante todavía de entre el 50% y 60%.

Además, al parecer, cargar el móvil en un enchufe tampoco ayuda, ya los informes sugieren que conectar el móvil a un ordenador es la única manera de volver a encender el dispositivo.

“Teniendo en cuenta que los teléfonos iPhone 6 y iPhone 6s de Apple en China tienen un número considerable de usuarios y que el número de personas que han denunciado este problema es bastante alto, la CCA ya ha hecho una consulta a Apple al respecto”, asegura la organización en su página web.

Apple no ha respondido a dicha solicitud. Y es que aunque la CCA está aprobada por el Estado, no es una asociación reguladora oficial.

Apple cuenta con una competencia muy dura en China. De hecho, en junio, la compañía de Cupertino, California, tuvo que dejar de vender sus dispositivos iPhone 6 ante las quejas de otro fabricante chino por robarle su diseño. Apple ha apelado dicha decisión.

Pero eso no es todo. El fabricante del iPhone podría encontrarse con más problemas el próximo año si el presidente electo Donald Trump se empeña en levantar barreras comerciales con China.

El país ya ha avanzado que las ventas del iPhone “sufrirán un revés” si Trump continúa con altos aranceles sobre las importaciones chinas.

“Ninguno de los presidentes anteriores fueron lo suficientemente audaces como para lanzar una guerra comercial total contra China”, asegura Global Times. “Todos optaron por una línea cautelosa más acorde con los intereses generales de los Estados Unidos y más aceptable para la sociedad estadounidense”.