Dale un poco más luz a tus selfies con una impresora 3D y $60 dólares

Si te gusta ver cómo funcionan los gadgets, este anillo de luz para tu smartphone te va a dar varias ideas si tienes ciertas habilidades para el bricolaje.

Un anillo de luz puede ofrecer una iluminación agradable e incluso con pocas sombras. Pues bien, ahora puedes diseñar uno de estos anillos de luz para tu teléfono inteligente. Eso sí, necesitas una impresora 3D y tener ciertas habilidades para el bricolaje.

Relacionado: El primer celular con dos cámaras frontales para mejorar tus selfies

El proyecto proviene de Adafruit, una empresa que diseña electrónica específicamente para el aprendizaje – y para la elaboración de equipos de bricolaje como este anillo de luz-. Las piezas para la luz te costará cerca de $ 60, excluyendo el coste de una impresora 3D y algunos materiales.

Este proyecto utiliza luces LED RGBW, que producen colores más precisos sin necesidad de configurar un equilibrio de blancos.

A diferencia de las luces de cualquier dispositivo barato para selfies que haya en el mercado, este anillo rodea a todo el teléfono y utiliza un soporte de trípode para disparar con el manos libres.

El Neopixel Ring Light es un bricolaje del tipo Do it Yourself (DIY). Al igual que otros proyectos de Adafruit, está diseñado y pensado para el aprendizaje y para producir un gadget útil.

La luz utiliza dos tipos diferentes de kits Neopixel. Esta iluminación, en concreto, está conectada a un micro controlador Adafruit Trinket. La unidad funciona con una batería de litio en una mochila lipo, también Adafruit Trinket.

Los circuitos, las baterías y las luces están conectados a un marco impreso en 3D. El archivo de impresión está diseñado para los últimos iPhones, pero ajustando el archivo de impresión se podría adaptar la luz a otros modelos, ya que el teléfono inteligente simplemente se encaja en la base impresa una vez que todo esté cableado.

La base está diseñada para encajar el teléfono inteligente con la “pantalla hacia fuera”, por lo que la luz es para la cámara frontal, no la trasera. Los archivos tardan unas cinco horas en imprimir en 3D.

Con todas las piezas y el montaje impreso, ya sólo se necesita encajarlo todo, hacer el cableado, y un destornillador para poner todo junto. Un soporte de tamaño estándar en la parte posterior le permite usar esa luz para manos libres, vídeos y otras tomas.