Así es el nuevo Samsung Galaxy A8

Samsung ha anunciado en Corea del Sur, su país de origen, el nuevo Galaxy A8 (2016), un nuevo modelo que ha cambiado más por dentro que por fuera.

Comenzando con el diseño, el cambio más notable parece ser el aumento del grosor, ya que Samsung ha apostado con el Galaxy A8 (2016) por un cuerpo de 7,2 mm totalmente metálico.

Relacionado: Samsung podría tener más problemas con los nuevos Note 7

En comparación, el original Galaxy A8 contaba con un perfil de 5.9mm, convirtiendo este teléfono en el más delgado dentro de los dispositivos de Samsung, pero el aumento del grosor de la versión más reciente ha permitido incluir una batería de 3,300mAh, más grande que la fuente de alimentación de 3,050mAh que tenía el modelo original.

Si se echa un vistazo por dentro, Samsung ha optado esta vez por su octa-core Exynos 7420 chipset y 3 GB de RAM, la misma combinación que se encuentra en la familia del Galaxy S6.

Cabe recordar que el rendimiento fue la menor de nuestras preocupaciones sobre el Galaxy S6, por lo que esperamos que ocurra lo mismo con el Galaxy A8 (2016).

Además, el teléfono cuenta con una cámara frontal de 8 megapíxeles y un sensor de 13 MP para la cámara trasera. La pantalla es de 5,7 pulgadas, con una resolución de 1920 × 1080 Super AMOLED, y en el caso del Galaxy A8 (2016) es compatible con la tecnología de pantalla Always-On de Samsung. Esto permite a la pantalla del teléfono mostrar información específica, como las notificaciones y el tiempo, cuando no se está utilizando el teléfono.

Asimismo, el Galaxy A8 (2016) funciona con Android 6.0.1 Marshmallow y Grace UX de Samsung, el mismo software que se encuentra en el Galaxy Note 7.

El teléfono también es compatible con Samsung Pay, lo que significa que el botón de inicio debajo de la pantalla funciona también como un sensor de huellas digital.

Por último, el almacenamiento de 32 GB nativo se puede ampliar con hasta 256 GB adicionales a través de tarjetas MicroSD.

Sin embargo, el Galaxy A8 (2016) solamente se lanzará, de momento, en Corea del Sur. Además, el teléfono cuesta 640,000 won (es decir, unos $ 590 dólares), de manera que la importación de teléfono aumentaría el precio un poco.

Las pre-reservas ya han comenzado y se espera que el teléfono salga a la venta pronto.