Mañana, Apple testificará ante el Congreso por el caso vs el FBI

La batalla legal entre Apple y FBI no está terminada, apenas está empezando. El ejecutivo legal más importante de Apple, Bruce Sewell, testificará mañana ante el Congreso de Estados Unidos para pelear y defender la posición de la compañía tecnológica de no acatar el pedido del FBI de crear una “puerta trasera” para poder acceder a la información guardada en los iPhones.

La posición de Apple ha ganado apoyo y oposición, en el mundo tecnológico. Entre los amigos, por ejemplo, se encuentran el CEO de Google, Sundar Pichay, y el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg. Entre los enemigos, ni más ni menos que el fundador de Microsoft: Bill Gates.

Relacionado: Opinión: Apple vs. el Gobierno de EE.UU.

Previo a su aparición frente al comité judiciario del Congreso en el día de mañana, Bruce Sewell publicó lo que será su discurso de apertura frente a los representantes del pueblo.

El comunicado explica en profundidad la posición de Apple y exige que el pueblo americano (a través de sus representantes) debata con honestidad las cuestiones que emanan del pedido del FBI.

Las principales cuestiones según Apple son las siguientes:

  • ¿Deberíamos poner un límite a la tecnología que protege nuestra información, y por lo tanto nuestra privacidad y nuestra seguridad, frente al crecimiento de ciber-ataques cada vez más sofisticados?
  • ¿Debería el FBI ser capaz de impedir a Apple, u a otra compañía, que ofrezca al pueblo americano el producto más seguro que puede hacer?
  • ¿Debería el FBI tener el derecho a obligar a una compañía a crear un producto que no existe hasta el momento, con las especificaciones que el FBI demande y para uso del FBI?

Sewell dice que cada una de estas preguntas merece un debate, una discusión por parte de la sociedad; cualquier decisión que se tome al respecto debe considerar todas las consecuencias que implica. Y “de manera más importante, la decisión debe surgir del Congreso, de los representantes del pueblo, y no de una orden judicial basada en un estatuto de hace de 220 años”, concluye Sewell en el comunicado.

Relacionado: John McAfee se ofrece para ayudar al FBI y desencriptar el iPhone

Para Apple, las respuestas implícitas a todas esas preguntas son NO.

Pero para el FBI el problema es otro. La agencia gubernamental asegura que no está pidiendo una “puerta trasera” para acceder a cualquier teléfono o producto de Apple. La orden es para acceder a un solo teléfono. Su posición se basa en la importancia de conocer la información guardada en el teléfono de Syed Farook para impedir nuevos ataques terroristas.

¿Quien tiene razón?