¡Adiós a los contratos de dos años de Verizon!

El CES podría haber ocupado los titulares de los últimos días, pero Verizon silenciosamente ha hecho algunos cambios en su cuota de actualización y en sus contratos de dos años que tendrá un impacto más inmediato en los nuevos y existentes clientes.

Normalmente, tenías que pagar un extra de $ 20 dólares sobre lo que hubieras pagado ya por un teléfono nuevo a través de Verizon, ya fuera con un plan de cuotas mensuales o todo en un plazo.

Relacionado: Verizon utilizará drones para una cobertura en desastres naturales

Esta tarifa de activación y actualización se ha incrementado ahora a $ 30 dólares, y aunque Verizon no explicó qué se esconde detrás de este cambio, Big Red se lo explica a FierceWireless. El cambio más significativo que experimentarán ahora los clientes de Verizon es que los contratos de dos años desaparecerán.

Esto no es nuevo para los clientes más recientes, ya que ninguno ha podido firmar tales contratos desde 2015. Más bien, el cambio se aplica a los clientes ya existentes, que todavía podían firmar contratos de dos años. FierceWireless ha confirmado este cambio con Verizon, mientras que Droid Life lo ha hecho con una fuente anónima.

La supresión completa de los contratos de dos años por parte de Verizon es más bien una formalidad, mientras los operadores continúan presionando por los planes a plazos. T-Mobile fue el primer operador en lanzar estos planes, y otros operadores, como AT&T y Verizon siguieron su ejemplo.

Sprint es el único operador importante que ofrece contratos de dos años, pero ni tan siquiera la cuarta compañía más grande de los Estados Unidos lo promueve casi tanto como sus planes de pago a plazos. Con la decisión de Verizon, el operador está ahora completamente separado de los contratos telefónicos.

Así, los clientes existentes deberán elegir entre los planes de pago de dispositivos y una compra directa una vez que sus contratos expiren. Además, la cuota de actualización de $ 40 dólares que se aplica al comprar un teléfono por contrato ya no existirá tampoco. Eso sí, tanto el cambio de la tarifa de actualización como la eliminación de los contratos de dos años para los clientes existentes, ya están en vigor.